Lunes 15 de Julio de 2019

Accesorios / cajas portaequipajes:
Cuando el maletero no basta

Son una alternativa para quienes se les hizo chico el espacio de carga del vehículo. Pero no da lo mismo cualquier caja. Hay que poner ojo en la calidad y seguridad de sus materiales.  

Publicado: Miércoles, 23 de Abril de 2014

A veces el espacio de carga en el automóvil se hace escaso para trasladar maletas, bolsos, coches de guaguas y otros bártulos. Es aquí donde aparecen como buenas opciones las cajas portaequipajes.

Hablamos de verdaderos maleteros móviles, de material plástico, que se instala en el techo del vehículo.

En el mercado nacional existen distintos tamaños y marcas de cajas, para todos los bolsillos y requerimientos.

Están, por ejemplo, las fabricadas en Chile, tales como Mule, Prato, Josa y Alpinblau, y las que son producidas en el extranjero. Entre éstas últimas están las suecas Thule y Mont Blanc, y la canadiense Sport Rack.


Anatomía de las cajas

Uno de los aspectos a considerar a la hora de adquirir uno de estos compartimentos portátiles es su material.

Las cajas portaequipaje son elaboradas, principalmente, a partir de tres elementos: polipropileno, fibra de vidrio y de un material denominado ABS. Dependiendo del material escogido variará la calidad y el precio del producto.

De acuerdo con los expertos, el primero de ellos, el polipropileno, es el más barato de todos, pero es también el que posee una menor resistencia al sol y a los golpes, por lo que fácilmente se deforma o rompe.

Por su parte, la fibra de vidrio es mucho más resistente, pero presenta la dificultad de ser demasiado pesada, lo que puede ocasionar problemas en el techo del vehículo.

El último material, y el más recomendado, es el ABS, que es un plástico híbrido liviano, especialmente elaborado para filtrar y soportar los rayos ultravioleta, lo que, según los entendidos, evita que la caja portaequipaje se destiña, sufra deformaciones o se humedezca. Obviamente son más caras que las de fibra de vidrio y polipropileno.

En nuestro país se pueden encontrar, generalmente, cajas portaequipaje con capacidades que van desde 300 a 650 litros. 

Pero antes incluso de escoger qué caja se instalará en el techo del vehículo es necesario adquirir una barra o base para el portaequipaje.

Ésta será la que soportará todo el peso que lleve la caja En las marcas más prestigiosas existen barras especializadas para cada techo de automóvil.

Así, por ejemplo, hay bases para vehículos con techos que presentan barras longitudinales, puntos de sujeción fijos, ranuras en T y botaaguas. También hay para techos tradicionales. Las barras de mayor calidad además no necesitan tornillos, sólo requieren de una sencilla instalación manual.

Esto no ocurre con muchas de las barras más económicas, las cuales deben atornillarse.

También en las marcas prestigiosas se ofrecen barras con cerraduras incluidas, para darle más seguridad al equipaje. Los expertos dicen que al adquirir barras es bueno fijarse en el espesor de la "lata". Las de más calidad tienen 3 mm, mientras que las más baratas tienen sólo 1 mm.

 

La renovación del 3008
El león ataca el mercado de los SUV
"No vamos a perder el liderazgo"
El guerrero urbano de Nissan
"Introduciremos la Plataforma Global de Subaru"
¿Cuándo serán todos los autos como estos?
Total actualiza su aplicación Asesor Lub para el parque automotor chileno 2016
Mayo cierra al alza en el mercado automotor chileno
Ford es el vehículo oficial de la "Copa América Centenario"
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios