Sábado 25 de Mayo de 2019

Lanzamiento mundial / Nissan:
La ruta cantábrica del nuevo Qashqai

En el norte de España manejamos la segunda generación del crossover de la marca nipona, que viene con importantes mejoras en diseño.  

Publicado: Miércoles, 18 de Junio de 2014

Resulta particularmente atractivo asistir al lanzamiento de la nueva versión de un automóvil que es ampliamente conocido en el mercado local.

Es lo que nos acaba de pasar en España con la presentación de la segunda generación del crossover Nissan Qashqai, que fue organizada por Nissan Latinoamérica y Caribe para una treintena de medios de comunicación de este lado del mundo.

Y como fueron un poco más de 558 kilómetros de recorrido por autopistas, carreteras y caminos interiores entre San Sebastián, Bilbao, Santander,  Santillana del Mar, Arenas de Cabrales, Lagos de Covadonga, Cangas de Onís, Llanes, Ribadesella, Gijón y Oviedo, el paso de la caravana de Qashqai provocaba muchísimas miradas de la gente, especialmente la de conductores que viajaban en modelos de la primera generación de la Qashqai, uno de los crossovers de mayor venta en el mundo y que desde 2007 a la fecha ha colocado más de dos millones de unidades.

Como el viaje contemplaba paradas en varios puntos de interés turístico, en cada detención hubo que contestar preguntas de las más variadas, desde los verdaderamente interesados en los autos hasta las típicas y simpáticas preguntas de los vecinos que te interrogan directamente y te dicen "¿Y esto, de qué va?" 

Y claro, diez unidades de Qashqai llenas de periodistas y camarógrafos con cámaras y micrófonos llaman fácilmente la atención.

Aunque, en rigor, el atractivo estaba en los autos. Porque la nueva Qashqai atrapa miradas. Y, sobre todo, muy distinta a la generación anterior.

Si bien el ADN de la marca está presente sin lugar a dudas, el dibujo se reorientó hacia un aspecto más agresivo, de mayor identificación con esa clase de vehículos diseñados para ir por cualquier tipo de superficies. Aún cuando la Qashqai no sea un todoterreno para "ir a la guerra", sino solo un vehículo que tiene su mayor aceptación entre los que les basta con una tracción simple de 4x2, pero con una altura y despeje del suelo un poco mayor que la de un auto o station convencional.  

Pero el Nissan Qashqai ofrece mucho más que eso, pues también hay una versión con tracción AWD.

Sus dimensiones variaron levemente. Su longitud creció en 47 mm (4.377 mm); el ancho en 26 mm (1.806 mm), pero su altura decreció en 26 mm, ya que ahora solo mide 1.590 mm.


Diseño más agresivo

"Tiene más aspecto de todoterreno" nos decía la gente luego de mirarla por fuera. Le llamaba la atención el frontal, que aunque mantiene la idea básica del diseño anterior, estilizó las formas y las volvió más agresivas y robustas. La gran "V" con base recta en el ángulo inferior ocupa gran parte de la parrilla de color negro, que termina en el borde de los aguzados faros delanteros, que en su parte interior lucen las luces de posición LED con la figura del boomerang que caracteriza al modelo y que está presente también en las ópticas traseras.

La pieza que contiene el paragolpes y la gran toma de aire inferior con forma trapezoidal tiene en el extremo más bajo unos grandes neblineros redondos que le confieren mucho carácter a la máscara del vehículo.

El capó tiene unas nervaduras que también aumentan la sensación visual de volumen y musculatura. La cintura de la carrocería está muy marcada porque su línea longitudinal coincide con la posición de las manillas de las puertas.

En la cola, las luces se reparten entre el portón y el borde la carrocería, lo que las hace muy visibles desde gran distancia. La luneta trasera es de grandes dimensiones y en la borde superior hay un gran deflector que, aparte de su función aerodinámica, también sirve como un parasol para mejorar la visión hacia atrás desde el espejo retrovisor interior.


El interior, lo mejor

Si algo distinguía al modelo anterior era lo espartano de su habitáculo. Por ello es que el cambio en esta segunda generación es notable. No se guardaron detalles en el nuevo diseño. Los materiales son de primera calidad, partiendo por el volante, que ahora viene forrado en cuero.

Dicen los diseñadores que el volante es el primer contacto del conductor con su auto, pues al entrar se aferra de él y es ese el primer contacto que hay que cuidar. Después, la vista recorre  la instrumentación que es muy completa. Un display central a color, ubicado entre las dos esferas del velocímetro y el tacómetro, informa lo que ocurre en el motor y los detalles del comportamiento dinámico del auto y los datos de ahorro de combustible, configuración del computador, brújula, control del chasis, etc.  En la pantalla táctil central de 5 pulgadas se accede al audio, el teléfono, el control del clima, el navegador GPS y las imágenes de la cámara trasera de ayuda al estacionamiento.

Los asientos fueron desarrollados con técnicas usadas en la NASA para reducir al mínimo el cansancio que se aloja en la parte baja de la espalda durante los viajes largos.

Para encontrar la mejor posición de manejo, la butaca del conductor tiene un desplazamiento longitudinal de hasta 21 cm, mientras que el volante se puede regular cuatro cm en profundidad y tres cm en altura.   

En la consola central hay espacio para muchas cosas. Los huecos para las botellas son más profundos, lo que impide toparse con ellas en la manipulación de la palanca selectora de cambios. En el espacio central hay un amplio lugar con tapa para guardar objetos y terminales para una conexión auxiliar de audio, un puerto USB y un toma corriente de 12 volts.

Como el freno de mano es eléctrico, ahora solo basta presionar un botón para accionarlo, liberando el espacio que ocupan las palancas o los pedales en los autos convencionales.

Las puertas delanteras tienen un ángulo de apertura de 69 grados y las traseras de 70, lo cual facilita la entrada y salida.


Al volante

Aunque probamos unidades con motores de menor cilindrada, las que vendrán a Chile tendrán el propulsor MR20, que es un tetracilíndrico de 2.0 litros que eroga 140 caballos a 6.000 rpm y un torque de 144 libras/pie a 4.400 rpm., con un rendimiento mixto de 12 km/litro.

La electrónica está muy presente en el nuevo Qashqai.  El Control Activo de Marcha es uno de ellos y reduce las vibraciones del vehículo gracias a unos sensores que perciben las irregularidades del camino y regulan los recorridos y la dureza de las suspensiones.

El Control Activo del Trazo ayuda a evitar el subviraje, aplicando una mayor fuerza de frenado a las ruedas interiores en las curvas cerradas, lo que pudimos apreciar en los tramos de autopista y en algunos tramos de la carretera que bordeaba el mar Cantábrico entre Llanes y Ribadesella, por ejemplo, o en las subidas entre el puerto de Gijón y el Monte Naranbco, en la llegada a la hermosa ciudad de Oviedo.

La tercera novedad es el Freno Activo del Motor, que actúa en combinación con la transmisión, ya que al pisar el pedal una centralita inteligente reduce el giro de la transmisión y ayuda en el frenaje. 

Habrá dos pociones de transmisiones: la mecánica de 6 velocidades o la nueva CVT, que, según afirman en Nissan, vienen con mejoras técnicas con respecto a la de la versión anterior, pues reduce hasta en un 40% la fricción de sus poleas, lo que redunda en menor consumo y en mayor pique en las salidas. 

Tres versiones de la Qashqai llegarán a fines de año al país. La de entrada se llama Sense, con caja manual de 6 velocidades y sin pantalla touch; la Advance permite optar por una caja mecánica o una automática CVT, audio con 6 parlantes, espejos eléctricos abatibles, neblineros, llave inteligente y llantas de 17 pulgadas.

La versión tope de gama es la Exclusive y solo está disponible con la transmisión CVT, posee tracción integral AWD, climatizador bizona, airbags laterales y de cortinilla, asientos de cuero, espejo fotocromático y llantas de 19 pulgadas.

Los precios no han sido informados, pero se estima que estarán un poco por sobre los actuales, debido a que la nueva Qashqai viene con importantes mejoras.

La Nissan Qashqai se fabrica en la ciudad de Sunderland, Inglaterra, y fue desarrollada en el Centro de Diseño Europeo (Londres) y en el Centro Técnico Europeo de Nissan, en Cranfield, Gran Bretaña, y Barcelona, España.

Como anticipo del éxito que está teniendo esta segunda generación del Qashqai, en Europa se han registrado más de 100 mil pedidos desde fines de febrero hasta mayo de este año.

 

La renovación del 3008
El león ataca el mercado de los SUV
"No vamos a perder el liderazgo"
El guerrero urbano de Nissan
"Introduciremos la Plataforma Global de Subaru"
¿Cuándo serán todos los autos como estos?
Total actualiza su aplicación Asesor Lub para el parque automotor chileno 2016
Mayo cierra al alza en el mercado automotor chileno
Ford es el vehículo oficial de la "Copa América Centenario"
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios