Viernes 24 de Mayo de 2019

Lanzamiento mundial / automóvil:
Maserati Ghibli Q4, un sedán con piel y corazón de súper deportivo

Manejamos la versión tope de gama del estiloso auto italiano, que tiene un motor de 410 caballos y tracción integral. Cuesta US$97.000.  

Publicado: Miércoles, 18 de Junio de 2014

El nombre Maserati es una leyenda en el mundo de los súper deportivos de prosapia. Asociado siempre a los autos de competición, resulta sorprendente verlo en una versión sedán, con aire familiar. Ya lo habíamos experimentado con el Quattroporte.

Ahora es el Maserati Ghibli S, versión Q4. Solo basta subirse, oprimir el botón de partida (no usa llave) y escuchar el rugido del V6 para darse cuenta de que estamos sentados en uno de los autos más finos del mundo.

El interior sobrecoge. Sin  ninguna estridencia que no sea la belleza del diseño, la calidad de los materiales y la posición de manejo, el habitáculo es simplemente espectacular.

La versión que probamos es la tope de gama de las 4 que se comercializan en Chile, por lo que el tapiz es en color café claro, combinado con superficies en negro que no reflejan el sol.

En el tablero hay maderas finas tratadas con recubrimientos acrílicos para un acabado de excepcional calidad.

Los asientos delanteros tienen ajustes eléctricos para los desplazamientos longitudinales, la altura y las posiciones lumbares.

En el centro del tablero hay una gran pantalla multifunción que incluye un navegador GPS de gran calidad de definición, manejo del equipo de audio, el clima y la temperatura.

Sobre la columna de la dirección una pantalla rectangular informa sobre la parte mecánica del auto, la velocidad crucero y un gráfico muy atractivo: el reparto de torque en cada segundo de movimiento del auto.

Cada vez que se saca el pie del acelerador, el par de las ruedas delanteras cae a 0%, y en las aceleraciones potentes, el reparto entre los trenes delantero y posterior puede llegar al 50% , lo cual se aprecia notablemente al doblar a velocidades mayores.  Nuestra unidad de prueba tenía activada una alarma de voz que nos recordaba  el límite legal de velocidad en la autopista.


La mecánica

Bajo el capó hay un motor V6 de 3.0 litros y 410 caballos de potencia a 5.500 rpm y un par máximo de 550 Nm entre las 1.750 y las 5.000 rpm. Sus cifras de aceleración son las de un deportivo de alta gama: 0 a 100 km/hora en solo 4,8 segundos. Para los más fanáticos de los deportivos, en la consola central hay un botón con la inscripción "Sport". Al oprimirlo, el auto se transforma en algo muy distinto al sedán familiar: se endurecen las suspensiones (paralelogramos deformables con resorte helicoidal) para un manejo sport; la dirección se pone un poco más rígida, con menor asistencia hidráulica y se cierran unas válvulas en los silenciadores de escape para producir un sonido especial, muy propio de los autos de competición, pero nada de recomendable para ir con él en medio de la ciudad y el tráfico urbano.

Está asociado a una transmisión automática de 8 velocidades con convertidor de par y se puede manejar en modo manual, usando unas enormes aletas ubicadas detrás del volante, con los pasos positivos (+) a la derecha y las reducciones (-) a la izquierda.

El tamaño de las aletas resultan muy cómodas, pues presentan una gran superficie de contacto, lo que permite que nunca se pierda la posibilidad de pasar un cambio aunque se esté en plena acción de viraje.

El manejo por tramos sinuosos y en subida se vuelve un verdadero placer con el modo AWD, ya que el control del vehículo se hace muchísimo más fácil y divertido que en un auto convencional.

El frenaje es óptimo con el sistema de discos ventilados delanteros de 360 mm y 350 mm en los traseros. Y si a esto le agregamos la reducción que se puede hacer desde las paletas de la caja en el modo manual, la seguridad a la hora de aplicar los frenos se ve aumentada de manera superlativa. 

Los neumáticos delanteros son 235/50 R18 y los posteriores 275/45 R18.

Aunque no es un dato relevante para quien está dispuesto a pagar los US$97.000 que vale un Maserati Ghibli Q8, los consumos se ubican en los 15,8 litros para los 100 km (6,3 km/litro en ciclos urbanos); 7,6 litros para 100 km (13,1 km/litro en carretera) y 10,5 litros para 100 km (9,52 km/litro como rendimiento mixto).


Diseño exterior

No hace falta saber mucho de autos para definir su diseño: es un clásico italiano. Y deportivo por donde se le mire.

La máscara es inconfundible, con esas barras verticales y el tridente  de la marca sobresaliendo y distinguiéndose desde cualquier ángulo que se le mire. Incluso lo repite en el pilar C, dándole un toque único.

Las medidas de la carrocería son 4.971 mm de largo; 1.945 mm de ancho y 1.461 mm de alto. Su distancia entre ejes es de 2.998 mm, lo que permite un gran grado de confort a los ocupantes de las plazas traseras. El volumen del  maletero es de 500 litros y la capacidad del estanque de gasolina es de 80 litros.

El ciclo de servicio y revisiones es cada 10.000 km. Y su costo bordea los $500.000.

 

La renovación del 3008
El león ataca el mercado de los SUV
"No vamos a perder el liderazgo"
El guerrero urbano de Nissan
"Introduciremos la Plataforma Global de Subaru"
¿Cuándo serán todos los autos como estos?
Total actualiza su aplicación Asesor Lub para el parque automotor chileno 2016
Mayo cierra al alza en el mercado automotor chileno
Ford es el vehículo oficial de la "Copa América Centenario"
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios