Sábado 24 de Agosto de 2019

PRUEBA DE MANEJO / TOYOTA COROLLA:
Un auto para la mayoría

La mayor parte del público encontrará en este sedán lo que anda buscando: buen tamaño, espacio adecuado para los pasajeros, potencia y economía correcta y un maletero grande.  

Publicado: Miércoles, 23 de Julio de 2014

Leonardo Mellado

A esta altura, quién puede negar la importancia de un auto como el Toyota Corolla, con millones de ejemplares rodando por el mundo y éxito de ventas una generación tras otra. La relevancia de este modelo es indudable.

Ahora, la generación más reciente ya se encuentra a la venta en Chile y, tras manejarla, es posible teorizar sobre las causas del éxito de los Corolla de todos los tiempos.

Una pista para explicar el posible éxito del nuevo Corolla está en el eslogan de su campaña publicitaria: "la evolución de un clásico". En efecto, a pesar de que el modelo ha cambiado por completo, que tiene líneas más modernas y afiladas, mantiene el conservadurismo general que caracterizó a las generaciones anteriores. Incluso con una aerodinámica más trabajada (su coeficiente de penetración llega a 0,27), el modelo mantiene las proporciones típicas de un sedán mediano familiar para uso diario.

En parte se debe a que conserva la plataforma del modelo anterior, aunque con modificaciones que incidieron en las dimensiones. Ahora el sedán mediano de Toyota mide 4,65 metros de largo y así creció casi 10 centímetros frente a su antecesor. Además, la distancia entre ejes se incrementó en 10 cm, hasta 2,70 metros. La altura se mantuvo en 1,46 m y el ancho creció 1 cm, hasta 1,77 metros.

Tiene un frontal más ahusado, con una gran parrilla negra que marca el frontal con fuerza. El costado tiene tres volúmenes muy bien definidos y la parte trasera tiene un aire a auto más grande que termina con un pequeño spoiler en la versión S.


Buenas terminaciones

Por dentro hay un cambio notorio en la estética. El panel frontal propone formas y materiales más modernos al combinar detalles en piano black con insertos en símil aluminio y perfiles delgados en color azul (en esta versión). Con todo esto, se respira otro ambiente, pues luce más deportivo y joven que su antecesor.

La calidad de terminaciones y encastres es adecuada. Se nota que Toyota ha hecho un esfuerzo por mejorar el aspecto interno del auto y para ello se vale de materiales sintéticos que imitan cuero, de buen tacto, en el panel y en el asiento (donde se combina con felpa).

El instrumental incorpora una pantalla digital con la información del computador de abordo: velocidad y consumos instantáneos y promedio, autonomía, tiempo de viaje, etc. En general, el nuevo Corolla presenta sus comandos bien ubicados. Además, se caracterizan por su generoso tamaño y facilidad de operación.

Un detalle a destacar es la buena postura que ofrece para el conductor gracias a un asiento bien diseñado, y el generoso espacio para las piernas de los pasajeros que vayan atrás. Un maletero de 470 completa una funcionalidad ideal para la familia tipo chilena.


Al volante

Ya en cuestiones de manejo, los inclinados pilares A, la muy inclinada luneta trasera y los anchos pilares C hacen que la visibilidad no sea óptima y los espejos dejan un área ciega relevante.

El Corolla se mueve gracias a un impulsor gasolinero de 1,8 litros y 4 cilindros, con Dual VVT-i o variación inteligente de sincronización de válvulas. Este motor ahora entrega 138 caballos a 6.400 rpm y 173 Nm a 4.000 rpm exactas.

Está asociado a una caja de cambios CVT (de variación continua), que se puede manipular con clavijas en el volante. Funciona bien para los estándares de una caja de este tipo. Hay un poco de zumbido durante la aceleración, pero no es particularmente irritante.

En el ámbito urbano se distingue por su confort de marcha, con una suspensión que filtra bien las irregularidades del camino, incluso en empedrados o asfaltos malos.

Con una dirección eléctrica y progresiva más directa y modificaciones en el esquema de suspensión, el Corolla se muestra firme y con una tendencia a inclinar menos la carrocería en curvas de baja y media velocidad.

En definitiva, el nuevo Corolla busca satisfacer al cliente promedio dándole lo que en general pide. Y lo que la mayoría de la gente pide es buen espacio para los pasajeros, maletero grande y buenos rendimientos de combustible. Al parecer, el público promedio no quiere nada revolucionario, ni pantallas táctiles, ni sensores traseros, ni control electrónico de estabilidad, ni demasiados airbags (aunque una de las versiones ofrece 8, la mayoría solo tiene 2 y la probada, 4).

 

La renovación del 3008
El león ataca el mercado de los SUV
"No vamos a perder el liderazgo"
El guerrero urbano de Nissan
"Introduciremos la Plataforma Global de Subaru"
¿Cuándo serán todos los autos como estos?
Total actualiza su aplicación Asesor Lub para el parque automotor chileno 2016
Mayo cierra al alza en el mercado automotor chileno
Ford es el vehículo oficial de la "Copa América Centenario"
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios