Viernes 18 de Enero de 2019

Universidad de los Andes:
Aplica un nuevo modelo de práctica progresiva

El desafío consiste, entre otros, en que sus estudiantes en formación respondan a los conflictos cognitivos con éxito.  

Publicado: Jueves, 21 de Agosto de 2014

La Facultad de Educación de la Universidad de los Andes se adjudicó un Convenio de Desempeño de Formación Inicial Docente. Esto se traduce en un Plan de Mejoramiento Institucional (PMI) el cual tiene cinco objetivos: mejorar la calidad de ingreso y la retención de los estudiantes; lograr la titulación oportuna de los nuevos profesores; rediseñar el currículo de formación con foco en el aprendizaje de los estudiantes; fortalecer el vínculo con la comunidad escolar, y renovar y fortificar el cuerpo académico.

Dentro de las iniciativas enmarcadas en este PMI, la facultad ha propuesto un Modelo de Práctica Progresiva, el cual enfatiza la reflexión con distintos focos durante los cuatro años de la formación inicial, se focaliza en el aprendizaje del alumno y se desarrolla en la interacción de los tres actores: el profesor colaborador, el supervisor y el alumno.

Se trata de un modelo que alinea los tres programas de la facultad (Pedagogía Media, Básica y Educación de Párvulos) en focos comunes y consensuados, como autorregulación, liderazgo pedagógico y rol docente.

En la primera etapa, el modelo se focaliza en la autorregulación del aprendizaje, definida como un proceso activo en el cual las personas establecen los objetivos que guían su aprendizaje. Para ello realizan un proceso de monitoreo, regulación y control de sus cogniciones, motivación y comportamientos, con la intención de lograr los objetivos que se han propuesto. Estas habilidades van permeando las actividades académicas del estudiante en formación. Es en la pasantía donde se focaliza principalmente su participación en la realidad educacional chilena, allí observa situaciones relacionadas con la vida escolar y con experiencias de aula.

Las estrategias y procedimientos, que posibiliten iniciar, mantener y finalizar de manera autónoma y eficiente una tarea, le entregan herramientas para llevar a cabo su práctica tanto en las pasantías de la formación inicial como en las tareas propias de su futuro desempeño como profesional de la educación.

Este desafío consiste, entre otros, en que los estudiantes en formación respondan a los conflictos cognitivos con éxito.

 

Diálogo ciudadano en la definición de una nueva profesión docente
La tarea de educar en contextos desafiantes
Magíster en el extranjero
Un tercio de alumnos de Pedagogía entró sin PSU
Forma profesores con un gran respaldo disciplinario y didáctico
Un incentivo para quienes demuestran tener talento y vocación para educar
Relación entre la formación inicial y carrera docente
Implementa un Plan de Mejoramiento Institucional
Aplica un nuevo modelo de práctica progresiva
Estos son los 26 programas del Plan de Formación de Directores 2014
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios