Jueves 23 de Mayo de 2019

Prueba de manejo / Fiat 500L Trekking:
No solo una cara bonita

El modelo italiano es un crossover algo más crossover que la mayoría. Entre el equipamiento destacan algunos dispositivos interesantes que mejoran sus capacidades.  

Publicado: Miércoles, 17 de Diciembre de 2014

Leonardo Mellado

Para empezar a hablar del Fiat 500L Trekking tendremos que decirles lo que es y lo que no es este auto. El tratamiento Trekking para un modelo que de otro modo sería un clásico monovolumen urbano, es esencialmente estético, aunque hay otros cambios que detallaremos más adelante.

Es decir, no es un SUV ni un crossover al uso, sino un Fiat 500L que ha reforzado sus defensas y ha elevado un poquito las suspensiones para jugar un rol entre los Tracker, Captur o XV. Por lo tanto, la motivación que nos podría llevar a escoger un Trekking podría pasar única y exclusivamente por su tratamiento estético.

De un vistazo a este Fiat 500L Trekking ya se aprecian los detalles estéticos que lo anotan en el listado de crossovers de nuestro mercado. El plástico negro gana presencia en las defensas y en otros refuerzos en los bajos y los pasos de rueda, que aportan mayor protección contra la suciedad y el contacto con piedrecillas que se separen del suelo no asfaltado a nuestro paso. En gris plata, las defensas también cuentan con una protección de los bajos, que es sobre todo testimonial.

Hay más detalles que afianzan el aspecto atractivo de esta versión Trekking, como sus llantas de 17", algunos cromados e incluso la combinación de colores entre el techo y la carrocería.

Tales detalles, en principio sin importancia, le hacen ganar mucho a este modelo. Sin embargo, a bordo también nos encontramos con otros detalles llamativos. La tapicería de los asientos, el volante y otros revestimientos del ejemplar probado tienen toques de color ocre, así como el logo típico de la serie 500 bordado en los respaldos. Estos, junto con las aplicaciones de superficies lisas y brillantes en el panel, realzan el aspecto innovador del auto, así como su carácter juvenil.

También la puesta a punto crossover del modelo se aprecia en la postura de manejo, que es elevada y con excelente visibilidad gracias al gran parabrisas. Asimismo, el interior goza de un espacio amplio para cuatro o cinco personas. Las que van atrás tienen de sobra lugar para las piernas, aunque en parte se deba a que los asientos delanteros tienen una base algo más angosta que lo habitual. Es un viejo truco de los diseñadores de interiores.

A nivel dinámico, el motor de 1,4 litros y 95 caballos va justo para el modelo. No le sobra nada. No obstante, considerando la aplicación eminentemente urbana del modelo, tampoco es que necesite regodearse con los caballos y el torque. Por lo demás, la caja de cambios manual de seis marchas que se ofrece como estándar facilita las cosas gracias a una operación sencilla y suave.

Aunque el Trekking solo está disponible con tracción delantera, Fiat no quería desaprovechar la oportunidad de hacer algo un poco más interesante y evitar que este modelo se limitara a ser una cara bonita más para la galería. A priori sus cotas no parecen malas, sus voladizos son cortos al gozar de los ejes en los extremos y los pasos de rueda y el recorrido de las suspensiones es muy holgado como para sobrepasar cualquier obstáculo de dificultad menor.

Además, el hecho de que el modelo tenga como calzado unos neumáticos M+S (lodo y nieve) de dibujo profundo, le permite a este Fiat ofrecer algo más de habilidad fuera de pavimentos que la mayoría de sus competidores.

También hay un sistema llamado Traction+ que usando el sistema de control de estabilidad gestiona sutilmente las ruedas delanteras para evitar que patinen.

Bien que estén estos dos dispositivos, pero más relevantes son los neumáticos. En un auto de tracción delantera como éste se pueden afrontar barrizales que sin un buen neumático lo hubieran dejado atrapado en pocos metros. Un M+S es toda una garantía para salir de apuros, de llegar al trabajo a tiempo o de no fastidiar las vacaciones en el sur durante un día lluvioso.

Si el futuro usuario del Fiat 500L Trekking es de los que lo elegirá simplemente por su estética y no piensa usarlo por caminos embarrados o por arena, es conveniente replantear la utilización de M+S en el primer cambio de neumáticos. Generalmente son más incómodos, aunque la diferencia puede ser bastante sutil. A veces también son ruidosos o incluso pueden tener menos adherencia en seco.

 

La renovación del 3008
El león ataca el mercado de los SUV
"No vamos a perder el liderazgo"
El guerrero urbano de Nissan
"Introduciremos la Plataforma Global de Subaru"
¿Cuándo serán todos los autos como estos?
Total actualiza su aplicación Asesor Lub para el parque automotor chileno 2016
Mayo cierra al alza en el mercado automotor chileno
Ford es el vehículo oficial de la "Copa América Centenario"
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios