Viernes 24 de Mayo de 2019

Tecnología / dirección eléctrica:
La otra forma de ahorrar gasolina

Llegaron para quedarse y hoy la tienen casi todos los autos livianos, dejando atrás la era de las hidráulicas.  

Publicado: Miércoles, 17 de Diciembre de 2014

René Durney C.

La necesidad de ahorrar espacio, peso y consumo de combustible en los autos compactos y en los citycars hicieron que la dirección eléctrica EPS (Electrical Powered Steering) se transformara en una necesidad casi ineludible.

Así, el ya viejo sistema de asistencia hidráulica está desapareciendo en los automóviles modernos. El gran argumento apela a un tema muy sensible para los compradores: ahorro de combustible. Y esto agrada a todo el mundo y en particular a los ambientalistas, que cada día tienen más influencia en las decisiones de la industria.

Una dirección asistida eléctricamente puede llegar a significar un ahorro de hasta 0,2 kilómetros por cada litro de combustible. Parece marginal, pero en la cuenta larga, esa que muy poca gente calcula, este número puede ser más que interesante en un año de operación.

Los porqué parecen fáciles. En primer lugar, la dirección hidráulica necesita una bomba que accione el sistema hidráulico, para lo cual se debe "colgar" del movimiento de giro del cigüeñal mediante una polea y una correa. Esto significa un mayor esfuerzo para el motor y, por ende, un mayor consumo de combustible.

El funcionamiento hidráulico necesita estar "siempre activo", es decir, aunque el auto esté parado en medio del tráfico, la polea de la bomba está girando para tener la asistencia en forma permanente. Al revés, la dirección eléctrica solo se acciona cuando el conductor mueve el volante, único momento en el que consume energía desde el sistema eléctrico.

Además, la hidráulica debe agregar mangueras flexibles de goma que transporten el fluido hidráulico y tener el espacio necesario para ubicar los elementos. Y todo esto pesa bastante.

La dirección eléctrica, en cambio, reemplaza todo por tres elementos clave:  un pequeño motor eléctrico que va sobre la cremallera del sistema; un detector de par que descifra la fuerza aplicada por el conductor al volante y que se ubica en la columna de la dirección, y una mini centralita (computador) que recibe las señales, las calibra de acuerdo a la necesidad del momento y las transmite al motorcito que mueve la cremallera. Tiene un principio de funcionamiento  parecido al de los motores de los limpiaparabrisas, con un eje que gira hacia la izquierda o la derecha. La centralita se encarga de mandar la mayor cantidad de fuerza (par) al momento de estacionar el auto, para que el conductor haga el mínimo esfuerzo al girar el volante, y de aplicar poca asistencia cuando el auto se desplaza a velocidad crucero por la carretera, para evitar que la dirección sea demasiado liviana y pueda inducir a una pérdida rápida de la trayectoria.

A todo lo anterior debe agregarse el menor sonido del conjunto eléctrico en comparación con el hidráulico, que suele emitir chillidos en los extremos del recorrido.

La evolución del sistema de asistencia eléctrica ha crecido rápidamente y hoy ya existen otras variantes para su funcionamiento. En algunas marcas el motor eléctrico va montado en la misma columna de la dirección, a continuación del detector de par.

Los usuarios están cada vez más conformes y la gran crítica de los inicios, que apuntaba a lo "demasiado vivaz" que solían ser las eléctricas en la conducción a alta velocidad, hoy ya no se escuchan. Todo el mérito está en las centralitas inteligentes, que controlan y transforman en impulsos eléctricos las necesidades de asistencia de acuerdo a la velocidad del auto y la fuerza que aplica el conductor.

 

La renovación del 3008
El león ataca el mercado de los SUV
"No vamos a perder el liderazgo"
El guerrero urbano de Nissan
"Introduciremos la Plataforma Global de Subaru"
¿Cuándo serán todos los autos como estos?
Total actualiza su aplicación Asesor Lub para el parque automotor chileno 2016
Mayo cierra al alza en el mercado automotor chileno
Ford es el vehículo oficial de la "Copa América Centenario"
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios