Sábado 24 de Agosto de 2019

Prueba de manejo / Opel ADAM:
La ciudad se disfruta

Divertido de manejar en las calles citadinas y fácil de estacionar, el vehículo nació para entretener a sus ocupantes y para diferenciarlos del resto de la población.  

Publicado: Miércoles, 21 de Enero de 2015

Alejandro Manríquez H.


El boom de los autos pequeños, pero con estilo y tecnología ha sido fuerte en los países del Viejo Continente y poco a poco se abre paso también en nuestro país.

Prueba de ello es la notoriedad que han alcanzado las nuevas versiones Mini, el Fiat 500 y el Audi A1, entre otros modelos.

En este contexto llegó a Chile el Opel Adam, un pequeño automóvil que destaca especialmente por la variada oferta de personalización que entrega a sus usuarios: doce colores de carrocería, 3 tonalidades de techo, 4 colores interiores, 15 tipos de diseños de asiento...

Eso sí, el vehículo se vende en Chile en una única variante de motorización: 1,4 litros con sistema start & stop. Este entrega una potencia de 100 hp a las 6.000 rpm y un torque de 130 Nm a los 4.000 rpm.

Además, tiene un consumo mixto de 22,2 km/l.


Más que llamativo

Quien va a manejar un Opel Adam tiene que asumir que, por su carrocería, colores y su famoso "techo flotante", no va a pasar inadvertido y que serán muchos los que se detendrán para saludarlo o para hacer alguna consulta sobre el vehículo.

Una vez dentro del Adam, se puede apreciar la calidad de los componentes y el diseño totalmente vanguardista del tablero de instrumentos.

Tanto el conductor como los pasajeros gozan de muy buena visibilidad hacia el exterior. La posición de manejo es alta y bastante cómoda.

En las calles santiaguinas el vehículo se mueve a sus anchas con un sistema de dirección que incluso nos llega a recordar a los gokarts.

Otras características relevantes son su radio de giro y la suspensión que parece ajustarse a las superficies que recorre.

Nos pareció muy amigable la precisión que brinda la caja de cambios, con recorridos cortos pero correctos.

Quizás si uno viene de manejar un vehículo con mayores dimensiones y más potencia sentirá que al Opel Adam le falta un poco de empuje.

Sin embargo, el vehículo cuenta con el torque y la potencia necesarios para el uso con el que fue concebido: la ciudad. Aún más cuando las revoluciones suben las 3.500 rpm y comienzan a sentirse los nuevos bríos del motor de 1,4 litros.


Entretención

Los creadores del Opel Adam saben claramente que el vehículo está destinado al público juvenil que conoce de diseño y que ocupa los últimos "gadgets" tecnológicos del planeta.

De ahí que el sistema de infoentretenimiento Intellilink que posee el vehículo, sea tan relevante en esta clase de auto.

El dispositivo se conecta fácilmente al teléfono celular a través de Bluetooth. Y con pocos pasos ya podemos comenzar a escuchar lo mejor de nuestras listas de reproducción.

Lo que oímos es de gran factura gracias a un sistema de audio más que respetable.

Mientras tanto, como si se tratara de un iPod, la pantalla a color de 7 pulgadas del Adam nos va mostrando hasta las carátulas de los artistas y grupos que van sonando en la radio.

Otra característica relevante es su equipamiento de serie: asistente de partida en pendiente, 6 airbags, ABS y asistente avanzado de estacionamiento.

En tanto, su dirección cuenta con modo "city" que se suaviza para maniobrar con mayor facilidad a bajas velocidades. Para el Opel Adam existen 3 versiones, desde una más juvenil (Jam) hasta una más deportiva (Slam).

 

La renovación del 3008
El león ataca el mercado de los SUV
"No vamos a perder el liderazgo"
El guerrero urbano de Nissan
"Introduciremos la Plataforma Global de Subaru"
¿Cuándo serán todos los autos como estos?
Total actualiza su aplicación Asesor Lub para el parque automotor chileno 2016
Mayo cierra al alza en el mercado automotor chileno
Ford es el vehículo oficial de la "Copa América Centenario"
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios