Sábado 24 de Agosto de 2019

Pruebas de manejo / BMW X6M y Serie 2 Cabrio:
Deportividad, el magnífico común denominador

Lo probamos en el Circuito de las Américas, en Austin, Texas.  

Publicado: Miércoles, 18 de Febrero de 2015

René Durney C. Desde Estados Unidos.

No es fácil que un mortal cualquiera pueda manejar en uno de los circuitos donde se corre la Fórmula 1. Salvo que se trate de un evento especial.

El de hace una semana sí lo era: en ese circuito, donde se registró la vuelta de Estados Unidos a la F1 en 2012, se realizó la presentación mundial del BMW X6 M, el SUV más grande de la marca alemana.

La estupenda pista de 5,5 kilómetros tiene 20 curvas, de las cuales 9 son de alta dificultad, dos rectas de velocidad y se corre en sentido inverso a las agujas del reloj. El trazado aprovecha la topografía natural del terreno, por lo que existen pendientes pronunciadas que pueden llegar a 40 metros de altura con respecto a las partes planas. Un ejemplo claro es la subida que hay en la recta principal donde está la partida, la que termina en la primera curva difícil del circuito.

Un total de 10 unidades del BMW X6 M fueron dispuestos para la las pruebas de la prensa. Divididos en grupos de a cinco, la prueba consistía en tratar de seguir a los pacecars conducidos por dos destacados pilotos de la marca que compiten en la DTM alemana.

Obviamente, ellos se adaptarían a las velocidades de los periodista-pilotos, pero siempre tratando de seguirles el ritmo a los profesionales.

El auto era lo único atípico en esta pintura, porque se trata de un SUV de un poco más de dos toneladas, que tiene la altura de un todoterreno, el despeje del suelo de esa categoría y casi todos los componentes de su hermano X5, con el cual incluso comparten el mismo motor. La gran diferencia está en la silueta del X6, que tiende a parecerse a un coupé a partir de la segunda puerta hacia atrás, en donde el techo presenta un caída profunda, que termina haciendo un ángulo agudo en la última ventanilla lateral, antes del portalón central.

Ese dibujo, aparte de darle una apariencia de auto, tiene también una fuerte incidencia en el aspecto aerodinámico del vehículo, ya que los flujos de aire que pasan por sobre el techo terminan por ejercer una carga sobre la cola para afirmarlo contra el suelo. Eso, más la interacción de la electrónica a bordo (control de estabilidad, control vectorial del torque en las ruedas interiores y exteriores al momento de girar en la curvas y el control de tracción), hacen que el piloto no experto, es decir la gran mayoría de los compradores de estos vehículos, reciban una ayuda

Inestimable a la hora de conducir en condiciones extremas como  la de girar a gran velocidad en una pista como el Circuito de las Américas, en Austin,Texas.


Diez radiadores

Bajo el capó del nuevo BMW X6 con el paquete M de alto rendimiento, hay un potente motor V8 de de 4,4 litros, que entrega hasta 575 caballos de potencia entre las 6.000 y 6.500 rpm, lo cual se consigue con la innovadora tecnología M TwinPower Turbo, un colector compartido por las dos bancadas, e inyección directa de gasolina a alta presión. Esta tecnología le permite incrementar en 4% la entrega de potencia. Y en consecuencia,  el torque disponible llega a los 750 Nm entre las 2.200 y 5.000 vueltas por minuto, es decir, 70 Nm más que el motor de la versión anterior (+10%).

Pero sin dudas, lo más atractivo de esto es que se logró también una disminución en el consumo, que pasó desde 13,9 litros para los 100 km (7,19 km/litro) a 11,1 litros para los mismos 100 km (9 km/litro de rendimiento.

Un tema curioso en términos de refrigeración: un total de 10 radiadores de enfriamiento hay bajo el capó del X6. Y nunca mejor dicho, pues todos están ubicados en los límites del vano motor. Allí hay cuatro para los circuitos de agua del refrigerante del propulsor; dos para el aceite, uno para el líquido de la caja de cambios; dos para enfriar los fluidos de los frenos y uno para el circuito de la dirección asistida.

Sentados al volante, la experiencia de alcanzar velocidades sobre los 236 km/h arriba de un todoterreno de 2 toneladas, frenar antes de enfrentar la curva y luego salir acelerando en la trayectoria comprendida entre los "pianitos"  de la misma es una experiencia increíble. Solo la altura del auto te recuerda que estás a bordo de un SUV, porque todo lo demás es como manejar un súper deportivo, partiendo por el sonido electrizante del V8 que está bajo el capó.


Manejar sin techo

En paralelo a la presentación del BMW X6 M, las pruebas incluyeron el manejo por circuitos urbanos y carreteros del nuevo BMW Serie 2 Cabrio, sucesor del exitoso descapotable de la Serie 1, del cual se llegaron a vender más de 130 mil unidades.

El Serie 2 Cabrio presenta cambios significativos con relación al modelo precedente. De partida, es más grande, pues ahora mide 4.432 .. de largo (+72 mm); 1.774 de ancho (+26 mm) y el maletero se amplió a 335 litros con la capota cerrada (+30), y a 280 litros con la capota abierta (+20). El techo de lona tiene un forro aislante adicional que disminuye considerablemente los ruidos del exterior. Se puede accionar en marcha, a una velocidad de hasta 50 km/hora y solo tarda 20 segundos en salir desde el maletero y abrocharse eléctricamente al borde superior del parabrisas.

Manejar con el techo abierto es posible incluso si el sol no calienta demasiado y la temperatura del viento es baja: basta cerrar los vidrios, encender el climatizador  y accionar manualmente un deflector plegable que hay tras los asientos delanteros. El viento que sube por el parabrisas y que intenta entrar al habitáculo es desviado hacia arriba y a los costados por esta cortina de fina malla.

La gama de motores es amplia y comprende motores a gasolina y diésel.

Los de gasolina de cuatro cilindros disponen de tecnología  BMW TwinPower Turbo en los modelos 228i Cabrio (245 HP) y 220i Cabrio (184 HP), El 218i Cabrio (136 HP) lleva un motor de gasolina de solo tres cilindros.

Los propulsores diésel biturbo son todos de 4 cilindros y ofrecen potencias de 150 HP (Cabrio 218d), 190 hp (Cabrio 220d) y 224 HP (Cabrio 224d).

El modelo BMW M235i Cabrio ofrece el motor más espectacular de la serie: un seis cilindros de 3 litros con la tecnología M Performance TwinTurbo, que entrega 326 caballos de potencia, asociado a una caja de cambios Steptronic de 8 velocidades.

Para este modelo estará disponible por primera vez, como opción, la tracción total inteligente BMW X Drive.

 

La renovación del 3008
El león ataca el mercado de los SUV
"No vamos a perder el liderazgo"
El guerrero urbano de Nissan
"Introduciremos la Plataforma Global de Subaru"
¿Cuándo serán todos los autos como estos?
Total actualiza su aplicación Asesor Lub para el parque automotor chileno 2016
Mayo cierra al alza en el mercado automotor chileno
Ford es el vehículo oficial de la "Copa América Centenario"
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios