Martes 21 de Mayo de 2019

Prueba de contacto / Land Rover Discovery Sport:
La tradición sigue viva

Este nuevo modelo resulta mucho más capaz en todo terreno que la mayoría de los SUV. No obstante, es un auto claramente orientado a las familias urbanas.  

Publicado: Miércoles, 18 de Febrero de 2015

Leonardo Mellado, Desde Islandia.

La presentación mundial del nuevo Land Rover Discovery Sport no pudo ser mejor. En pleno invierno es difícil pensar en un lugar más extremo que Islandia para probar un modelo que, en principio, mantiene con vida las mejores tradiciones de esta marca.

Fue una oportunidad para manejarlo en condiciones muy complejas, sobre hielo, gravilla o barro; además cruzando ríos, lagos helados y montañas con parajes impresionantes.

El diseño del frente y su distintiva parrilla de dos barras con malla hexagonal, lo conectan con su inconfundible identidad Land Rover. Más todavía, parece muy bien conectado con el Evoque, a pesar de que pertenece a un linaje diferente en este fabricante. Las grandes entradas de aire exteriores y las luces antiniebla LED en el parachoques delantero (que ayudaron mucho durante la larguísima noche boreal), transmiten una fuerte sensación deportiva mientras que los faros envolventes son una reminiscencia de diseños utilizados en los vehículos Range Rover.

El interior es muy amplio. Los ocupantes de la segunda fila se sientan unos 5 cm por encima de los pasajeros de los asientos delanteros. Además, la segunda fila tiene respaldos abatibles en proporción 60/40, son reclinables y deslizables hacia atrás. En su posición más retrasada, el asiento trasero ofrece un metro de espacio para las piernas. Y, además, hay una tercera fila, apta para dos personas para tramos breves.

Al frente, una pantalla a color de 5 pulgadas se sitúa entre los principales indicadores. Incluye datos clave, como el nivel de combustible, la posición de marcha, la temperatura del vehículo y el modo en que está operando el Terrain Response. Unas paletas de cambio en el volante permiten el control manual del vehículo.

Todos estos elementos están puestos en un panel frontal por lo demás sencillo, sin espectacularidad alguna.

No obstante, el protagonista de este recorrido de prueba por Islandia es el sistema Terrain Response y la suspensión MultiLink, que se portaron a la altura de su diseño, al igual que la estabilidad y los frenos.

El Terrain Response se controla a través de una interfaz en la consola central. Está diseñado para adaptar la dirección del vehículo, la respuesta de la transmisión, el acoplamiento del acelerador, los frenos y la estabilidad al tipo de terreno en cuatro configuraciones: hierba, gravilla, nieve, barro, surcos y arena.

El sistema funciona bien y así ya lo habíamos comprobado en otros modelos de la marca que también lo poseen. Sin embargo, tratándose de un modelo más de entrada y orientado a lo familiar, este nuevo Land Rover Discovery Sport tiene una propuesta más urbana y eso se refleja en sus capacidades todoterreno. Estas, si bien están claramente por encima del SUV promedio precisamente gracias a la magia del Terrain Response, están por debajo de su hermano Discovery 4 o los grandes Ranges.

De hecho, fue peculiar que durante el largo recorrido por los cerros y valles nevados de Islandia se circulara siempre por caminos. Nevados, claro, pero caminos al fin y al cabo.

Y en sectores específicos donde la nieve se hacía más profunda, ahí estaban los Defender de la producción del evento equipados con palas frontales para apartar el exceso (buena parte del recorrido fue durante una tormenta de nieve).

Incluso el vadeo del río Hvitá, que era ancho y hermoso, no era en realidad demasiado exigente, pues no era tan profundo, el lecho era estable y la corriente no demasiado fuerte. Aún así, las fotos con el Discovery Sport medio sumergido quedan espectaculares.

Y, por supuesto, de todos modos esto no es para hacerlo con cualquier SUV. 

La propulsión está a cargo de un motor a gasolina de 2 litros que cuenta con un avanzado turbocompresor de baja inercia, inyección directa de combustible y sincronización variable de válvulas. Con una producción de 240 HP a 5.500 rpm, que ofrece un excelente rendimiento y flexibilidad. Este motor llega con una transmisión automática ZF 9HP48 de nueve cambios.

Según el fabricante ofrece capacidades similares a motores de seis cilindros, pero con emisiones 20% inferiores.

También hay dos motores turbodiésel, el TD4 de 150 CV y 400 Nm y el SD4 con 190 CV y 420 Nm, ambos con tracción 4x4 y disponibles con cambio automático o manual.

 

La renovación del 3008
El león ataca el mercado de los SUV
"No vamos a perder el liderazgo"
El guerrero urbano de Nissan
"Introduciremos la Plataforma Global de Subaru"
¿Cuándo serán todos los autos como estos?
Total actualiza su aplicación Asesor Lub para el parque automotor chileno 2016
Mayo cierra al alza en el mercado automotor chileno
Ford es el vehículo oficial de la "Copa América Centenario"
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios