Viernes 24 de Mayo de 2019

Nuevos modelos / Lanzamiento mundial:
Mayo, un hito en la historia de Volvo

En los próximos días, debutará en Europa la nueva generación del XC90, en la que destaca el T8, una versión híbrida de 400 hp de potencia.  

Publicado: Miércoles, 22 de Abril de 2015

René Durney C., Desde España

En los primeros días de abril comenzó la producción del XC90 de la nueva era de Volvo y solo faltan días para el debut en los mercados europeos. En estricto rigor, se trataría de la cuarta generación, pues la primera debutó en 2003 y en 2006 recibió su primera modernización. En 2014 se hizo una versión limitada de solo 1.927 unidades, que tuvo como fin la conmemoración del año de fundación de la marca sueca. 

Por ello, esta será la cuarta vez que el SUV más grande de Volvo reciba un cambio. Pero ahora es muy significativo, pues el XC90 será la partida del nuevo sistema de fabricación que se usará en la marca y que se llama SPA (Scalable Product Architecture), que tiene como objetivo la utilización de módulos que serán aprovechados en todos los productos (series 40, 60 y 90, en versiones sedán, familiar y SUV) y que en términos de diseño cumplirán una tarea básica: ampliar los espacios. Y en términos económicos, ahorrar los costos de producción.

Los grandes ganadores con esta nueva tecnología de fabricación son los diseñadores, por una parte, que pueden dar un vuelo más libres a sus dibujos, siempre apretados por los componentes mecánicos.  Y los comparadores de un Volvo, que tendrán ahora más espacio a bordo.

La gama completa del nuevo XC90 contempla 5 versiones. Dos de ellas con motores diésel, los D4 (190 hp) y D5 (225 hp); dos con propulsores a gasolina, los T5 (254 hp) y T6 (320 hp), y el sorprendente T8, un híbrido que combina un motor a gasolina o diésel de 320 hp con uno eléctrico de 80 hp, con los que pueden llegar a ofrecer una potencia de 400 caballos, lo que lo convierte en el primer SUV enchufable de siete plazas.

Este modelo, que sobresale en la gama por sus prestaciones y equipamiento, fue el más requerido en el lanzamiento mundial para la prensa, que se efectuó en Tarragona, España, en donde pudimos manejarlo durante ciclos de un poco más de 100 km por carreteras, autopistas y tramos urbanos.


Tecnología híbrida

La combinación de propulsores térmicos con otros eléctricos ha venido desarrollándose en los últimos años con distintos grados de dificultad. El mayor obstáculo para los fabricantes ha sido el tamaño y la ubicación de las baterías que alimentan al motor eléctrico. En Volvo lo resolvieron con una arquitectura novedosa: las baterías van ubicadas en forma longitudinal, en el mismo espacio que ocupa el túnel central por donde giraría el cardán en un auto convencional con tracción trasera.

Y la ubicación y aplicación de tracción a cada eje es el otro acierto. El motor a combustión de 2 litros, ya sea diésel o gasolina, está para servir solo al eje delantero, al que transmitirá un potencia de 320 caballos. Y el eléctrico va montado atrás, es ultraplano y solo manda sus 80 caballos al eje trasero.

El funcionamiento de ambos motores se rige por cinco modos de conducción, mediante un mando giratorio ubicado en la consola central: 1) Hybrid, que se selecciona automáticamente para el uso combinado de los dos propulsores, optimizando el consumo al máximo; 2) Pure Electric, que permite una autonomía de hasta 40 kilómetros usando solo el motor eléctrico, con cero emisiones y absoluto silencio; 3) Power Mode, que pone en funcionamiento ambos motores a la vez para obtener la máxima potencia disponible; 4) AWD, con la que se activa la tracción 4x4 en forma permanente, y 5) Save, que permite circular sin usar el modo eléctrico, para tenerlo de reserva para desplazamientos urbanos. El motor eléctrico está siendo cargado en forma permanente, ya sea por la energía cinética que se genera cada vez que se aplican los frenos y/o con la que se produce al desacelerar.

En nuestra prueba de manejo pudimos apreciar lo distinto que es ir por el tráfico urbano (en la ciudad de Sitges, por ejemplo), con un vehículo de las dimensiones del Volvo XC90 (4.950 mm de largo; 1.931 mm de ancho, y 1.775 m de ato), sin producir ruido alguno y con la conciencia tranquila de no estar contaminando el ambiente con las emisiones de un motor térmico en ralentí.

Y en la carretera, sentir la potencia de 400 caballos cuando se pisa el acelerador (en "Power Mode) a fondo, es una experiencia que no se da a bordo de un auto normal.


Lujo y estilo a bordo

En un vehículo que luce sobrio y elegante por fuera, uno podría pensar que a bordo estará recargado de elementos estéticos y lecturas técnicas que pueden llevarte un par de horas de observación y análisis.

Pero en el Volvo XC90 lo que más llama la atención es la ausencia de perillas y botones. Si bien los materiales de todos los componentes del habitáculo son de primera calidad (cuero de los asientos, del tablero, las costuras, las superficies, etc.), uno no deja de asombrarse de que lo más llamativo del panel de instrumentos es una pantalla táctil, del tamaño de un iPad, que al encenderse contiene todo lo que el conductor necesita saber sobre las funciones mecánicas del auto, así como las destinadas al entretenimiento y el confort.

Y en este último ítem, el sonido a bordo es uno de los más increíbles que pueden encontrarse en la industria. Para ello se recurrió al fabricante británico de equipos de sonido Bowers&Wilkins, con el cual se distribuye la música a través de once parlantes ubicados a través de todo el habitáculo.

Uno de ellos, precisamente, es el objeto central en el medio del tablero, acaso el  único visible del conjunto. Uno de los mandos del sistema produce un efecto envolvente parecido al de una sala de conciertos, con una acústica imposible de concebir en un vehículo.


Seguridad, lo propio

La marca sueca es pionera en muchos de los desarrollos de seguridad que hoy son comunes para todos los fabricantes. Uno de tanto es el cinturón de seguridad.

Ese detalle estará presente ahora en todos los Volvo: en la pieza de anclaje de todos los cinturones de seguridad se podrá observar una inscripción escrita en bajorrelieve: "Since 1959". Corresponde al año en que Volvo patentó el primer sistema de sujeción del pasajero a la estructura del vehículo. Desde esa fecha, ese pequeño pero gran invento ha salvado la vida de miles de personas en los últimos 56 años.

La lista de elementos de seguridad a bordo del XC90 es larga. Más allá de los detectores de obstáculos imprevistos (peatones ciclistas u otros vehículos), que frenan el auto antes de la reacción del conductor, hay un nuevo desarrollo pensado para un tipo de accidentes que, si bien no son tan recurrentes, suelen tener consecuencias muy lamentables. Se trata de la caída del auto sobre sus cuatro ruedas cuando se desbarranca sin volcarse. Un nuevo mecanismo mantiene apegado el cuerpo al respaldo, el que también se curva para seguir la línea de la columna y amortiguar mejor el golpe del inesperado "aterrizaje".


 

La renovación del 3008
El león ataca el mercado de los SUV
"No vamos a perder el liderazgo"
El guerrero urbano de Nissan
"Introduciremos la Plataforma Global de Subaru"
¿Cuándo serán todos los autos como estos?
Total actualiza su aplicación Asesor Lub para el parque automotor chileno 2016
Mayo cierra al alza en el mercado automotor chileno
Ford es el vehículo oficial de la "Copa América Centenario"
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios