Domingo 21 de Julio de 2019

Prueba de Manejo / NP300:
Nissan se refuerza al máximo

La camioneta que sucede a la Navara llegará renovada y con novedades técnicas importantes en su chasís.  

Publicado: Miércoles, 22 de Abril de 2015

René Durney C., Desde México

En la última semana de marzo se despejó la duda sobre el reemplazo de la camioneta Nissan Navara en el mercado chileno. Para ello, la marca japonesa organizó un lanzamiento regional del nuevo producto en la ciudad de San Miguel de Allende, al noreste de Ciudad de México, donde fueron presentadas las distintas versiones disponibles para Latinoamérica.

Lo definitivo es que la nueva camioneta se llamará ahora Nissan NP300. La sigla NP significa Nissan Pick-up y el número 300 alude a su cilindrada. El nombre "Navara" deja de usarse en Chile, mientras que en otros mercados se llamará Frontier.

De cara al mercado chileno, la gran novedad de la nueva NP300 es que se fabricará en México y no en Tailandia, como se había previsto originalmente, y que de las diez versiones que habrá del modelo, ocho llegarán a nuestro suelo, con motorizaciones diésel y gasolina, cabina simple y doble, tracciones 2WD y 4WD, y con transmisiones mecánicas de 6 velocidades y automática de 7.

Pero la gran apuesta en cuanto a motores es el propulsor diésel YS25 de 2,3 litros, que entrega 158 caballos de potencia a 3.750 rpm y un par torsional de 403 Nm en el rango de las 1.500 y 2.500 rpm. Esta planta de fuerza ha sido diseñada especialmente para los mercados de Chile y Argentina, quienes disponen de un diésel de mayor calidad.

La disponibilidad de un alto torque a bajas revoluciones dice claramente que la NP300 es un vehículo orientado al trabajo en condiciones difíciles. En las pruebas dinámicas que hicimos en circuitos con topografía y superficies de alta exigencia pudimos apreciar que los ascensos de fuertes pendientes y con peso pueden abordarse sin más preocupación que poner la primera velocidad y soltar el acelerador. El motor aplica el rango de torque más adecuado para la necesidad. Y para las maniobras de descenso, un sistema electrónico mide el ángulo de inclinación y engrana automáticamente la marcha más baja.


Chasís

La configuración del nuevo chasís contempla un refuerzo estructural mayor al de la versión precedente. De igual forma, se ha modificado el diseño en lo que respecta a la altura de todos los componentes motrices. Ahora no hay ninguno (motor, caja, cardán) que esté bajo la línea del chasís, otorgándoles una gran protección para los terrenos con superficies muy irregulares.

Eso permitió también los ángulos de ataque (33,2 grados), ventral (24,5 grados) y de salida (26,6 grados). 

Las suspensiones han sido modificadas también para un mejor comportamiento en los terrenos demasiado áridos, como el que predomina en el mercado de la gran minería, donde Nissan fue muy fuerte en tiempos de la vieja camioneta Terrano, y que perdió cuando apareció la Navara, que privilegiaba más el confort que la fortaleza para el trabajo duro.

Según los ingenieros de la marca, la solución ha sido reforzar el chasís y optar por el uso de una suspensión trasera que combina el multilink, pero con eje rígido, y la doble horquilla delantera. Con ello no se sacrifica el confort y se le añade una gran capacidad de carga y mayor seguridad en términos de estabilidad de marcha.  Con esta alternativa, más un par de años de investigación y pruebas, en Nissan afirman que se supera el viejo mito de que los vehículos para trabajo pesado deben contar necesariamente con una suspensión trasera con un eje rígido apoyado en paquetes de ballestas, aún cuando este sistema es muy inestable cuando se conduce a velocidad y sobre pisos demasiado irregulares.

Para quienes prefieren los propulsores a gasolina está la opción del motor QR25, de 2,5 litros y una potencia de 166 caballos a 6.000 rpm y 327 Nm de par torsional. Pero para esta versión solo se puede contar con la transmisión mecánica de 6 velocidades, ya que la moderna caja automática de 7 marchas está reservada solo a las versiones diésel de alta gama. Esta caja, según el fabricante, permite un ahorro de un 3% en el consumo de combustible y una mejora de la aceleración.


Confort

El habitáculo de la nueva NP300 presenta un entorno que en nada se parece a los de un vehículo de trabajo. Primero, porque el equipamiento a bordo, dependiendo la versión, puede llegar a ser el de un vehículo de alta gama. Una pantalla táctil al centro del tablero permite la operación de todas las funciones del entretenimiento (teléfono, música, clima y hasta un navegador). El volante multifunción hace posible no tener que sacar las manos de él para el control del volumen, las estaciones de radio y el teléfono.

Los asientos ofrecen buena sujeción y el espacio disponible para los pasajeros es generoso, especialmente en las plazas traseras.

La llegada de la NP300 a Chile debería producirse en el segundo semestre y será el primer estreno de la nueva filial propia de la marca japonesa, que ya opera desde su sede chilena, en el edificio Titanium.

 

La renovación del 3008
El león ataca el mercado de los SUV
"No vamos a perder el liderazgo"
El guerrero urbano de Nissan
"Introduciremos la Plataforma Global de Subaru"
¿Cuándo serán todos los autos como estos?
Total actualiza su aplicación Asesor Lub para el parque automotor chileno 2016
Mayo cierra al alza en el mercado automotor chileno
Ford es el vehículo oficial de la "Copa América Centenario"
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios