Lunes 15 de Julio de 2019

Prueba de manejo / Infiniti QX60:
El modelo que la familia esperaba



Publicado: Miércoles, 22 de Abril de 2015

Leonardo Mellado

Infiniti poco a poco quiere hacerse un espacio entre las marcas premium de nuestro mercado. No es una tarea sencilla considerando el apego de los consumidores a las marcas alemanas, que con poco contrapeso copan el segmento.

La llegada del QX60, antes conocido como JX35, representa parte del esfuerzo de la marca por abrirse paso entre los SUV de gama elevada.

El diseño es netamente japonés con sus líneas bien marcadas y una carrocería que se nota musculosa, pero con clase. Las curvas utilizadas a lo largo del capó y la línea ondulada a la altura de la cintura le dan dinamismo, mientras que el único elemento difícil de explicar son las ventanillas laterales traseras, que con forma de aletas de flecha le dan un toque innecesariamente barroco a la popa.

Por suerte, la Infiniti no se entregó a la idea de presentar una máscara colosal como instrumento de proyección de imagen, sino que prefirió una con indudable presencia, pero con la sutileza suficiente como para mantener la sobriedad.

En el interior los materiales son de primer nivel y la calidad de ensamble es de lo mejor que puede ofrecer un vehículo japonés, aunque sea fabricado en Estados Unidos.

Los asientos son muy cómodos y las dos primeras filas tienen muy buen espacio. La tercera fila, como en prácticamente todos los vehículos de este segmento, es algo reducida; sin embargo, es mejor que la de varios vehículos que presumen de mayor longitud y espacio vertical.

Es fácil encontrar una buena posición de manejo gracias a los múltiples reglajes que tiene el asiento del conductor. Los instrumentos son grandes y de fácil lectura y los comandos están a la mano, aunque no es necesario separar las manos del volante ya que casi lo que más se usa se puede controlar desde ahí.

El equipamiento incluye control de velocidad crucero adaptativo, alerta de colisión, alarmas de ángulos ciegos e incluso asientos refrigerados y volante calefactable. Estas alertas emiten un pitido cuando, por ejemplo, se traspasa el eje de una calzada (siempre que exista una línea demarcatoria).


Sistema de propulsión

El andar del Infiniti QX60 es amable. Su motor V6 de 3,5 litros hace un buen trabajo para ser el corazón de un vehículo de este tamaño -desarrolla 265 caballos de fuerza y 336 Nm de torsión-. La transmisión CVT es la única disponible. En tanto, el sistema de tracción es a las cuatro ruedas permanentemente, de forma que el conductor no puede cambiar esto. No obstante, ofrece modos de conducción, Estándar, Sport, Eco y Nieve, que gestionan la entrega del torque y la sensibilidad del pedal del acelerador.

De acuerdo a la información de la marca, el modelo ofrece rendimientos de combustible de 9,6 km/l en ciudad; 13,6 km/l en carretera, y 11,4 km/l como consumo mixto. Sin embargo, en nuestra rutina de manejo habitual, que incluye tacos urbanos y autopistas, el computador de viaje entregó la mucha más modesta cifra de 6,5 km/l.

Con capacidad para siete pasajeros es un vehículo que se adapta muy bien a una familia numerosa o al estilo de vida de alguien que con frecuencia requiere más de cuatro o cinco asientos. Las butacas de la segunda fila deslizan suavemente y sin esfuerzo, por lo que el acceso a la tercera hilera de asientos es conveniente y práctico. Tanto los asientos de la segunda como de la tercera fila son reclinables y ese es otro factor atractivo, sobre todo cuando se consideran viajes en distancias medias o largas.

La cabina está repleta de detalles en madera y cromados y los controles para el sistema que opera lo relacionado con entretenimiento, información y navegación (que en la unidad probada no estaba operativo), está al alcance de la mano. Además, gracias a esa combinación entre botones, perillas y tacto sobre la pantalla central, es fácil decidir cuál método de interacción es el más cómodo según el gusto del cliente.

En cuanto al espacio para carga, es amplio siempre que se plieguen la segunda y tercera fila de asientos. De otro modo, hay que pensar muy bien qué se pondrá en el maletero, porque con los asientos en posición regular llega a 447 litros.

Este Infiniti XQ60 cuenta además con llantas de 20 pulgadas, luces antiniebla, luces LED posteriores, puerta trasera automática, espejos retrovisores climatizados y plegables, techo panorámico, acceso y encendido sin llave, volante telescópico con altura ajustable, tapicería en cuero, pantalla táctil central de siete pulgadas, control de temperatura en tres puntos -para las distintas filas de asientos- cámara posterior y conexión de iPod/USB.

 

La renovación del 3008
El león ataca el mercado de los SUV
"No vamos a perder el liderazgo"
El guerrero urbano de Nissan
"Introduciremos la Plataforma Global de Subaru"
¿Cuándo serán todos los autos como estos?
Total actualiza su aplicación Asesor Lub para el parque automotor chileno 2016
Mayo cierra al alza en el mercado automotor chileno
Ford es el vehículo oficial de la "Copa América Centenario"
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios