Miércoles 20 de Febrero de 2019

Ley chilena:
La certificación de los ascensores se debe hacer una vez al año

La ley establece que la certificación de un ascensor tiene una validez de un año. Transcurrido este tiempo, el equipo debe ser nuevamente sometido a la certificación correspondiente, por un ente autorizado para estos efectos.  

Publicado: Viernes, 24 de Abril de 2015

Los ascensores se han transformado en aliados de todos quienes residen o trabajan en edificios de altura y transportan a una gran cantidad de usuarios cada día.

Pero en todo proyecto inmobiliario, los ascensores deben cumplir con ciertas características específicas en cuanto a su instalación, mantenimiento y operación. Aníbal Ahumada, presidente del Colegio de Gestión y Administración Inmobiliaria, CGAI, dice que estos aspectos son los que establece la autoridad competente, en este caso el Minvu. "Especialmente, las normativas NTM 006 y NTM 008 que hablan de los requisitos mínimos de diseño, instalación y operación para ascensores electromecánicos frente a sismos. Pero además dependerá de las especificaciones técnicas de cada producto y que son características propias de cada fabricante", explica el ejecutivo.

Añade que para satisfacer los requisitos de diseño sísmico, la autoridad establece que se debe demostrar el cumplimiento de los requisitos de las normas ASME A17.1, o Japan Code (BSJ), o NZS 4332:1997 u otra de fabricación de sistemas de ascensores que contenga requerimientos de detalle sísmico. "Así, estas demandas deberán corresponder a lo establecido en la norma técnica vigente para el diseño sísmico de componentes y sistemas no estructurales. Esta norma distingue tres áreas de aplicación: sala de máquinas, escotilla y equipamiento eléctrico y electrónico", sostiene Aníbal Ahumada.


Conforme a la norma

Manuel Chapa, ingeniero civil mecánico, especialista en seguridad industrial de la ACHS, comenta que la certificación de los ascensores se ejecuta conforme a las normas oficiales de la República de Chile NCh 440/1 y NCh 2840/1 para ascensores y montacargas eléctricos; NCh 440/2 y NCh 2840/2 para ascensores y montacargas hidráulicos.

"La ejecución para obtener la certificación debe ser realizada por una empresa especializada, la cual debe tener inscripción vigente en el Registro Nacional de Instaladores, Mantenedores y Certificadores de Ascensores, tanto verticales como inclinados o funiculares, montacargas y escaleras o rampas mecánicas que mantiene el Ministerio de la Vivienda y Urbanismo, conforme a las condiciones establecidas en la ley 20.296 y el Decreto N. 42 de 2012 del Minvu", subraya.

La misma ley establece que la certificación de funcionamiento de un ascensor tiene una validez de un año. Transcurrido este tiempo el equipo debe ser nuevamente sometido a la certificación correspondiente por un certificador autorizado para estos efectos.

Aníbal Ahumada sostiene que, sin duda, la certificación es crucial para garantizar la conformidad de los equipos con los requisitos reglamentarios legales y de seguridad del país para prevenir accidentes y/o evitar multas a los propietarios y/o responsables de cada elevador. "Esta debe ser contratada y pagada  por la comunidad. La empresa certificadora deberá revisar los equipos de acuerdo a las normas establecidas".

Pero ¿quién fiscaliza que los ascensores sean certificados? Manuel Chapa dice que la autoridad que debe efectuar la fiscalización es la Dirección de Obras Municipal a través de su personal e inspectores de terreno. "Las certificaciones emitidas por el ente autorizado deben ser puestas en un lugar visible del ascensor, tanto vertical como inclinado o funicular, e ingresadas y registradas en la Dirección de Obras Municipales respectiva, como establece la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones. El no ingreso oportuno deberá ser puesto en conocimiento del Juzgado de Policía Local, por la Dirección de Obras Municipales", dice el experto de la ACHS.

No obstante, agrega Manuel Chapa que hoy un porcentaje muy bajo de los equipos de elevación vertical y traslado de personas se encuentran certificados para su funcionamiento, careciéndose de la información sobre sus sistemas de control de seguridad y detención en caso de emergencia o fallo. "Lo anterior obedece principalmente a que las Direcciones de Obras Municipales no han salido a terreno a verificar que los ascensores de los edificios de su jurisdicción se encuentren con el documento de certificación correspondiente, y al poco conocimiento que tienen los usuarios de la normativa que regula el funcionamiento de los ascensores, lo cual también los hace partícipes en la exigencia de requerir, al propietario o administrador, que certifique los ascensores de los cuales hace uso el edificio".

Comenta que la ACHS, Gerencia de Operaciones Preventivas, a través de su Área de Especialidades Técnicas, ejecuta auditorías e inspecciones a los equipos de elevación, ascensores y montacargas de los asociados que lo solicitan, con el objeto de señalarle a través de un informe técnico las falencias en aspectos de seguridad de funcionamiento y brechas existentes que tienen para dar cumplimiento a la normativa nacional. En lo industrial, se enfocan a las tareas de elevación de carga que impliquen riesgos o peligro para los trabajadores.

 

La tarea de fortalecer la normativa
Cómo reaccionar frente a una emergencia
Innovación y calidad en ascensores de personas y de carga
Serie de actividades mueven el mercado de los elevadores en el mundo
Seguridad, confort y alto estándar en calidad
Montacargas, elevadores y otros sistemas de elevación industrial
Avances que aportan mayor economía y sustentabilidad
La certificación de los ascensores se debe hacer una vez al año
Expertos en transporte vertical de carga y pasajeros
Mantenimiento periódico es clave
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios