Sábado 24 de Agosto de 2019

Historia / nuevo récord:
Los 500 millones de vehículos vendidos por General Motors

En 106 años, el coloso de la industria automotriz llegó a esta cifra mágica con sus plantas productivas en todo el mundo. Chile también contribuyó al logro.  

Publicado: Miércoles, 20 de Mayo de 2015

RENÉ DURNEY C.

Cuando un fabricante de automóviles celebra la venta de 500 millones de unidades en sus 106 años de vida, no es fácil la tarea de elegir cuál de todos los modelos producidos es el más popular.

Ni siquiera sirve hacer una lista de los 10 o los 15, porque siempre habrá alguien que dice no estar de acuerdo, ya sea porque tuvo uno que no está en la lista o porque vio muchos en la calle que tampoco figuran. Es más fácil hacerlo en una marca como Ford, por ejemplo, en donde hay uno como el  "Modelo T", que pasó a la historia porque fue el primer vehículo producido en serie en una línea de montaje que revolucionó la forma de fabricar autos, en plena sintonía con el comienzo de la revolución industrial. Y porque Henry Ford acuñó una frase que pasó a la historia por lo divertida y por lo didáctica que resultó para entender lo que era la producción masiva: "Tenemos autos del color que el cliente quiera, pero siempre que sea negro".

Pero en General Motors el tema es distinto. La impronta de la compañía estuvo marcada desde el comienzo con la postura de su fundador, William Crapo Durant (1861-1947), quien fue importante para la industria tanto por su concepción de poner varias marcas bajo la misma sombrilla protectora, como por su idea de ofrecer al público tantas opciones de automóviles como sus bolsillos pudieran afrontar, abriendo la idea de que cada cual, según sus gustos y capacidades, quería tener un automóvil distinto.

Durant, que había comenzado fabricando carros tirados por caballos, llegando a vender más de 50 mil unidades, en 1904 fue seducido por la naciente industria del automóvil. Su primer objetivo fue hacerse de una marca que ya estaba funcionando -Buick Motor Company-, para lo cual se acercó a su dueño, David Buick, y lo convenció de que debería venderle una parte de su negocio. Como las cosas le iban mal después de varios fracasos empresariales, Buick no tuvo más remedio que vender su marca a Durant, quien finamente funda GM en 1908. Para ese entonces ya había comprado varias compañías fabricantes de carruajes y otro sinnúmero de patentes industriales, algunas de las cuales fueron un verdadero fracaso. Pero otras, en cambio, se transformaron en pioneras y exitosas dentro de GM, tales como Cadillac, Buick, Oldsmobile y Pontiac.

Por eso, en GM nunca se dudó de la creación de marcas para distintos gustos y bolsillos. Las teorías que hablaban de economías de escala para reducir costos fueron solo eso, teorías para el gigante de Detroit.


Nace Chevrolet

Por ello, en 1910 debía tanto dinero a los acreedores, que tuvo que ceder a la presión de los bancos y alejarse de la presidencia. En el intertanto conoció a Louis Chevrolet, con quien fundó una nueva marca -Chevrolet-, con la cual consiguió un rápido éxito, pudiendo así retomar la presidencia de GM en 1915, cargo que mantuvo hasta 1920, fecha en que asume Alfred P. Sloan, quien puso orden en la empresa y la llevó a transformarse en la primera productora mundial.

Pero no se echó atrás la idea de tener marcas con producciones paralelas de piezas y partes que no servían nada más que para una marca en exclusivo, lo que a la larga terminaría con la quiebra de la compañía, en uno de los sucesos más terribles de la economía norteamericana de los comienzos del siglo XXI, teniendo que ser salvada por el gobierno para ponerla en regla nuevamente y comenzar su recuperación plena en estos días, en la que sigue siendo la más grande del mundo y tiene bajo su manto las marcas Chevrolet, Cadillac, Baojun, Buick, GMC, Holden, Jiefang, Opel, Vauxhuall y Wuling.

Con toda esa historia a cuestas, no es difícil imaginar que sus ventas hayan superado los quinientos millones de unidades en la sumatoria de los mercados mundiales en los que ha incursionado. Entre estos, también figura su presencia en Chile, la cual es anterior a la actual versión oficial de la marca, que sitúa su aparición en Chile en 1974. Lo cierto es que General Motors comienza oficialmente sus operaciones en nuestro país en noviembre de 1968, con una oficina propia ubicada en Alameda 1160, quinto piso, la cual reportaba directamente a la sede de GM en Detroit a través de la GMODC (GM Overseas Distribution Corporation). Su primer ejecutivo estadounidense fue Gerald Boyle, quien llegó a ocupar el cargo de director gerente y a formalizar un ambicioso plan que contemplaba no solo el establecimiento de la marca, sino del inicio de operaciones formales de ensamblaje de autos en Chile. 

Incluso, antes de eso, entre 1964 y 1965, Davis Autos había ensamblado autos Chevrolet en nuestro país, usando piezas y partes importadas desde EE.UU. y otras de fabricación nacional, tales como tapices, butacas, neumáticos, radiadores, mangueras, parachoques y otras piezas. Las empresas nacionales Salinas y Fabres, Maco e Indumotora también ensamblaron autos GM en Chile. Esta última había montado una planta en Arica, aprovechando las ventajas tributarias creadas para el poblamiento del norte fronterizo y la instalación de industrias de todo tipo en la llamada Zona Franca de Arica. De ese emprendimiento se recuerdan modelos como el Chevrolet Corvair de 1961.

Con posterioridad, GM le compra a Indumotora las instalaciones de Arica y comienza a ensamblar el Chevy Nova, un auto que se transformó en un ícono nacional de la marca Chevrolet, que podía competir de igual a igual con las mejores marcas importadas al mercado chileno. El proceso se interrumpió en 1971 debido a la situación política que atravesaba el país, por lo cual se cerró la planta de Arica. Pero en 1974 se reanuda la presencia oficial de General Motors en Chile, razón por la cual muchos creen que es la fecha de inicio de la compañía en nuestro país.

Vuelve a funcionar la planta de Arica durante un poco más de 20 años y de nuevo hay un vehículo que se transforma en el más popular del país: el Chevette, del cual hasta 1986 se ensamblan 17.976 unidades.

En 1997 se produce otro de los hitos de la planta Arica: se producen 21.877 camionetas Chevrolet Luv, que lidera las ventas durante muchos años e incluso se exporta a los países vecinos, incluida Argentina, que la compra para sus unidades policiales. En 2004 comenzó la producción de la camioneta Chevrolet D-Max, la que se cerró definitivamente el 31 de julio de 2008 debido a la imposibilidad de competir con los precios de las unidades importadas desde países con los cuales Chile tiene tratados de libre comercio, con tasa 0% de impuestos.

Las plantas de producción de General Motors están en casi todos los continentes. Por ello no es tan difícil deducir que en el mes de mayo de 2015, después 106 años es posible haber llegado a vender 500 millones de vehículos.

En las fotos, algunos de los más emblemáticos en todos los mercados. Para los chilenos de antes, los Chevrolet de 1938, el Bel Air de 1957, el Cadillac El Dorado de 1959, el Chevrolet Impala de 1959, el Corvette de 1960 o la camioneta de 1951 figuran entre los inolvidables.

Basta una revisión de cualquier álbum fotográfico del Chile de entre 1930 y 1980 para comprobar la cantidad de autos del grupo GM que aparecen en las fotos.

 

La renovación del 3008
El león ataca el mercado de los SUV
"No vamos a perder el liderazgo"
El guerrero urbano de Nissan
"Introduciremos la Plataforma Global de Subaru"
¿Cuándo serán todos los autos como estos?
Total actualiza su aplicación Asesor Lub para el parque automotor chileno 2016
Mayo cierra al alza en el mercado automotor chileno
Ford es el vehículo oficial de la "Copa América Centenario"
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios