Viernes 3 de Diciembre de 2021

Dos conceptos detrás de este instrumento:
¿Qué diferencia a una firma electrónica avanzada de una simple?

El "apellido" que tiene cada una de estas depende de su naturaleza y de los atributos que aseguren su nivel de confiabilidad. Esto, dependiendo de la importancia y pertinencia del documento electrónico correspondiente.  

Publicado: Martes, 23 de Junio de 2015

En términos éticos, un compromiso, ya sea de palabra o por escrito, debe ser cumplido por quien lo tomó. Sin embargo, para disminuir la posibilidad de conflictos, se ha optado por redactar un documento en el que se explica de qué se trata el acuerdo, sellándolo con una firma. De este modo, se da a entender que se comprendió el texto y que se acepta lo convenido.

En estos días el papel está pasando a lo digital y esta transición no ha dejado fuera a las firmas. En Chile, hoy existe una Ley de Firma Electrónica, que define el concepto de documento electrónico, y establece un marco legal que otorga a los actos y contratos celebrados por medios electrónicos el mismo valor y protección de que gozan los contratos y documentos celebrados en formato papel.


Definiciones

Se entiende como firma electrónica cualquier sonido, símbolo o proceso electrónico, que permite al receptor de un documento electrónico identificar al menos formalmente a su autor. De hecho, la firma electrónica no tiene existencia individual: solo existe asociada a un documento, que es firmado por un autor, y recibido por un receptor.

En términos generales se pueden diferenciar dos tipos de firmas electrónicas, dependiendo de la naturaleza o calidad de la firma, la cual debería tener atributos mínimos que aseguren un nivel mínimo de confiabilidad, dependiendo de la naturaleza, importancia y pertinencia del documento electrónico asociado.
En este sentido, la firma electrónica simple está definida en forma residual; es decir, corresponde a toda aquella firma que no es avanzada. Así, se puede encontrar una amplia variedad de firmas simples, como un pie de firma en un correo electrónico, la dirección de correo electrónico de un originador, el nombre del autor en la portada de un documento, el RUN, un código de autorización personal, etc.

La firma electrónica avanzada, en tanto, es aquella que está certificada por un prestador acreditado, que ha sido creada usando medios que el titular mantiene bajo su exclusivo control, de manera que se vincule únicamente al mismo y a los datos a los que se refiere, permitiendo la detección posterior de cualquier modificación, verificando la identidad del titular e impidiendo que desconozca la integridad del documento y su autoría.

De esta manera, este tipo de firma requiere que la persona solicite un certificado digital a una entidad acreditada ante el Ministerio de Economía. En Chile existen cinco empresas de este tipo, las que cobran por la suscripción de un año, más un dispositivo (token), que permite al usuario firmar documentos al introducir este dispositivo en el puerto USB del computador.


Falta masificar

La firma electrónica avanzada es la que ahora usa el Gobierno. Sin embargo, su utilización no se ha masificado -según los expertos- porque hay que pagar por ella, porque la tecnología no es tan fácil de entender y porque la ley contempla ciertas excepciones en que las personas no pueden firmar electrónicamente, por ejemplo, para asuntos de familia, en actos solemnes como la compra de un inmueble o cuando se requiere la comparecencia de las personas.


Mejorar la eficiencia

La Presidenta de la República, Michelle Bachelet, y la entonces ministra de la Secretaría General de la Presidencia, Ximena Rincón, fueron las primeras autoridades de La Moneda en utilizar la firma electrónica avanzada. Se espera que en los próximos meses la totalidad de los ministros, subsecretarios y jefes de servicio tenga acceso a este mecanismo desde su teléfono, tablet o computador. Podrán ver documentos pendientes para su firma y también visualizar un detalle con otras autoridades que hayan firmado algún documento.


La firma electrónica comienza a tomar fuerza a nivel estatal
Positivas oportunidades para la gestión de las pymes
Desafíos de los documentos digitales
¿Qué diferencia a una firma electrónica avanzada de una simple?
La firma electrónica ha permitido crear cerca de 100 mil empresas en un solo día
El balance de una década de firma electrónica
"El uso de la firma electrónica ayuda a mejorar la competitividad del país"
Seguridad e innovación en pagos digitales
Innovaciones en la industria
La firma electrónica es clave para potenciar la gestión documental en una empresa
Las ventajas y el futuro de la firma electrónica
Soluciones para un Chile digital
Especializada en crear soluciones de seguridad y confianza en internet
Preocupados de impulsar la firma electrónica en Chile
Tareas del sistema registral chileno para ponerse al día con los tiempos
La identidad ahora es digital
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios