Martes 21 de Mayo de 2019

Prueba de manejo / Hyundai Genesis:
Más allá de los prejuicios

Este gran sedán coreano balancea de muy buena manera un alto nivel de confort con un equipamiento elevado y una respuesta dinámica convincente.  

Publicado: Miércoles, 23 de Septiembre de 2015

Leonardo Mellado

He aquí la demostración de lo que puede hacer una marca con ambiciones. El Hyundai Genesis sedán es, en toda regla, un demostrador de poder. Y no hablamos solamente por cuenta de su motor V8 de 5 litros de desplazamiento, sino por todo lo que este modelo representa.

Y representa el desarrollo de un fabricante que en el transcurso de unas pocas décadas pasó de producir el humilde pero eficaz Pony a un sedán que puede ser comparado con los Mercedes de las Clases E o S; o las Series 5 y 7 de BMW. Y eso no es poco.

El exterior del modelo tiene las proporciones perfectas de un sedán clásico, con un volumen delantero extenso y con una proa dotada de una máscara cromada. Los laterales sobresalen por exhibir la enorme distancia entre ejes de 3 metros, similar a la de un Mercedes Clase S, mientras que el segmento trasero también está bien definido y dibujado con líneas rotundas.

El interior del Genesis refleja un enfoque mucho más sutil. En lugar de tratar de reinventar toda la cabina, los diseñadores de Hyundai se enfocaron en un diseño simple y con materiales de muy buena calidad.

Hay diales analógicos grandes en el panel de instrumentos y una gran pantalla táctil en el tablero desde donde se operan los mandos de climatización, comunicaciones y sensores varios; aunque inesperadamente la navegación está ausente.

Cuenta con sistema de proyección de datos en el parabrisas (HUD), de manera que se puede ver a qué velocidad se va sin ver los instrumentos, así como el volumen del sistema de audio y las alarmas de proximidad en los ángulos ciegos. Muy útiles estas últimas.

Es un vehículo muy cómodo, con un montón de ajustes del asiento y una generosa cantidad de espacio para el conductor y el pasajero de adelante.

Los asientos traseros llevan muy cómodos tres adultos altos. La distancia entre ejes abre el espacio suficiente para que las piernas se puedan para estirar, a pesar de que la altura libre sobre las cabezas no es exactamente abundante.

Hyundai actualizó este Genesis con relación variable y servodirección eléctrica. El primero permite la significativa diferencia en la sensación de la dirección, entre los modos Normal y Sport. Este último añade tanto una mejor capacidad de conducción de todo tiempo y un mejor rendimiento en la demanda en condiciones secas.


Refinado en el camino

El modelo utiliza acero de alta resistencia más avanzado, de manera que tiene mejor resistencia a la torsión que un BMW Serie 5. No solo es que la rigidez torsional es 16% mejor que el modelo anterior, sino que la rigidez de flexión es mejor en 40%. De esta manera, el auto se siente más refinado en el camino, incluso si ese camino es perfectamente liso o lleno de baches.

El Genesis resultó muy hábil en las carreteras con curvas, pues su dirección es muy precisa. Y a pesar de que este es un vehículo más rígido, el mayor recorrido de la suspensión dotó de un paseo completamente cómodo y muy tranquilo. De hecho, el ajuste de estas últimas recuerda más a las de un moderno sedán estadounidense que a uno europeo, lo que da una pista que explica el éxito de este modelo en Estados Unidos.

La insonorización es, también, destacadísima. Por dentro no se escucha ni un sonido exterior, incluso cuando disparamos las revoluciones del motor para una recuperación, los ocupantes del auto ni se enteran de la actividad frenética del V8 y sus 40,5 Kgm. Por cierto, la potencia se situa en 308 equinos de fuerza.

De esta forma, el Genesis es una mezcla de confort y rendimiento que hace un llamado al comprador de sedanes de lujo. Otra cosa es que ese comprador responda, porque cuando se tienen US$65.000 en el bolsillo -que es lo que hay que pagar por este modelo- las opciones son muchas y es difícil que el cliente promedio olvide a las marcas alemanas.

Por tanto, el Genesis no es un auto que llame a compradores promedio, sino a aquellos racionales y desprejuiciados.

 

La renovación del 3008
El león ataca el mercado de los SUV
"No vamos a perder el liderazgo"
El guerrero urbano de Nissan
"Introduciremos la Plataforma Global de Subaru"
¿Cuándo serán todos los autos como estos?
Total actualiza su aplicación Asesor Lub para el parque automotor chileno 2016
Mayo cierra al alza en el mercado automotor chileno
Ford es el vehículo oficial de la "Copa América Centenario"
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios