Miércoles 18 de Septiembre de 2019

Prueba de manejo / Hyundai Tucson
Sinónimo de corrección

La marca surcoreana nos muestra el progreso lineal de su SUV compacto, con un diseño, equipamiento y desempeño del todo adecuados, pero no descollantes.  

Publicado: Miércoles, 18 de Noviembre de 2015

Leonardo Mellado  


Era previsible que el nuevo Hyundai Tucson no fuese solo una operación de lavado estético. Aunque la renovación tampoco era fácil, porque la generación anterior, a la que sustituye, ha sido bastante exitosa.

Como sea, el nuevo modelo cumple con todo lo que se espera de un vehículo familiar hoy en día y sube un nivel en la escala de refinamiento, tanto estético como dinámico.

Es un SUV para los que se inclinan por los autos familiares y un vehículo todo camino esbelto para los que se inclinan por un estilo de vida al aire libre.

El diseño exterior convierte al nuevo Tucson en un pequeño Santa Fe, modelo con el que comparte numerosos principios estéticos, incluyendo la máscara trapezoide que, por cierto, es compartida con varias otras marcas.
 

Estilo europeo
 
Así las cosas, el Tucson viene a ser sinónimo de corrección. Desde que se abren las puertas y el usuario se sienta, se detectan la mayor calidad en el panel frontal, en el tablero de instrumentos y el volante, de mayor grosor, así como en los propios mandos del resto de funciones, mucho más de estilo europeo de lo que este modelo tenía acostumbrados a sus clientes, con unos ajustes perfeccionados. También en el diseño de los asientos, más ergonómicos, y en las tapicerías.

Sigue habiendo detalles por mejorar si la intención es, precisamente, la de que la percepción sea más de vehículo premium, como la guantera, las guarniciones de las puertas o la botonera de iluminación del techo con el portalentes, que siguen siendo de plástico duro sin acolchar. A cambio, todo lo que se le puede exigir a nivel de confort, como el climatizador, los sistemas de comunicaciones y seguridad, son algo que ya no sorprende.

Pero donde más se percibe la evolución generacional entre el Tucson anterior y el actual es al rodar.
 

Más suave
 
Muestra más aplomo en carretera y eso es, en parte, gracias a un bastidor construido en una nueva plataforma, que aprovecha también mejor el espacio interior (se ha incrementado la distancia entre ejes hasta 2.670 mm), y al esquema más equilibrado de las suspensiones.

El eje trasero no rebota cuando va sin carga y se muestra mucho más suave. La dirección también es más precisa, entre otras cosas porque se ha reducido de forma lógica la asistencia en circulación.

Somos conscientes de que la mayoría de los clientes de los SUV no saben de lo que son capaces sus automóviles y tampoco quieren saberlo. Pero la realidad es que están más preparados de lo que pueden aparentar para afrontar situaciones complicadas.

Y como el ejemplar de esta prueba tenía un sistema de tracción permanente (4WD), disponible para los motores más potentes de gasolina y diésel, aprovechamos de ver qué tal funciona.

Este dispositivo envía toda la fuerza al eje delantero en conducción normal, pero la reparte en función del deslizamiento.

Mediante un botón situado en la consola central (entre los asientos) se puede bloquear la tracción (50/50) mientras se circule a una velocidad inferior a 40 km/h. El control de descenso, que también se activa en el mismo cuadro, permite descensos bastante pronunciados.

Hay que estar pendientes de utilizar primero el freno para colocar el auto y después, con fe, soltarlo para ver cómo actúa para retenerlo y evitar sustos.
 

El motor
 
La maquinaria propulsora de esta versión es una a gasolina de 2 litros que declara 153 equinos de fuerza y 192 Nm de par motor máximo. Acoplado a una caja de cambios automática de 6 marchas no se puede decir que deja una impresión de auto picador y audaz.

A veces la caja tarda demasiado en hacer los rebajes y las aceleraciones resultantes son menos instantáneas de lo deseable.

En Europa se han hecho muy buenos comentarios de la caja de doble embrague 7DCT y es una lástima que no esté disponible en Chile porque podría hacer de este correcto Tucson un auto mucho más emocionante.

 

La renovación del 3008
El león ataca el mercado de los SUV
"No vamos a perder el liderazgo"
El guerrero urbano de Nissan
"Introduciremos la Plataforma Global de Subaru"
¿Cuándo serán todos los autos como estos?
Total actualiza su aplicación Asesor Lub para el parque automotor chileno 2016
Mayo cierra al alza en el mercado automotor chileno
Ford es el vehículo oficial de la "Copa América Centenario"
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios