Martes 21 de Mayo de 2019

Prueba de manejo / Audi RSQ3:
Golpe sísmico compacto

Aunque pequeño, este todocamino puede desafiar a cualquier deportivo y además explorar caminos imposibles para estos.  

Publicado: Miércoles, 18 de Mayo de 2016

Leonardo Mellado


En la escala de magnitudes sismológicas de Audi, un A o un Q es un auto o un SUV elegante y caballeroso. Si se le agrega una S antes de la A o de la Q, ya es un sismo importante. Y si lo que va adelante son las letras RS, es un megaterremoto.

Con una propulsión a cargo de un motor de 2,5 litros TFSI de 5 cilindros y 340 caballos, el RSQ3 está en la cúspide de la escala dinámica del Q3, lo que significa que es también la cúspide de su versatilidad, pues es un modelo que va recontra bien en carreteras y también por ripios y asfaltos rotos.

En el RSQ3 se va 2,5 centímetros más cerca del suelo que en un Q3, debido a unos muelles metálicos más cortos (y duros) y una amortiguación en consonancia, que remata una suspensión que se siente agradecidamente firme.

Como en cualquier otro Q3 quattro, la tracción es integral tipo Haldex, que en condiciones normales permite que todo el par se quede en el eje delantero.

La maquinaria propulsora le queda perfecta. Sus 450 Nm de par máximo aparecen a solo 1.600 rpm y no decaen hasta pasadas las 5.300 rpm. Esto significa que de inmediato y sin necesidad de pedirle mucho se recibe un inmenso pero progresivo empuje como si se fuera en un refinado sedán, para luego, a partir de 4.000 rpm, regalar un cambio de ritmo y acústico de puro RS. Acelera una barbaridad de forma que puede competir con deportivos de altísimo nivel. También interviene para completar un conjunto adictivo con la excelente gestión del cambio S-Tronic de doble embrague gestionando el paso de sus 7 marchas.

Rapidísimo y muy suave en todas las transiciones, en modo automático a máxima aceleración, el cambio S-Tronic pasa a una marcha superior a 6.200 rpm y si el conductor ejecuta los cambios con la palanca o las levas del volante, deja apurar su incesante aceleración hasta 7.000 rpm. Cuando se estruja el motor a ese nivel, el RSQ3 termina prácticamente volando.

El tema es que cuando se "vuela" así no importa que el conductor vaya más bajo que en un Q3 normal, siempre al entrar a una curva muy rápido aparece una sensación de vértigo derivada de la posición elevada del asiento. El piloto llega a creer que el auto se inclinará demasiado y eso es malo para las mariposas del estómago.

Pero no. Resulta que el RSQ3 se afirma bien. No tanto como un TT, por cierto, pero lo suficientemente bien como para que la confianza se restaure. La capacidad de tracción es elevadísima y es clave para aprovechar continuamente todo lo que el motor es capaz de dar.

Cuando se aprenden sus tiempos, entonces este auto se siente imbatible. Se puede frenar con la máxima intensidad, pues los frenos muerden y aguantan muchísimo, se deja correr la primera parte de la curva y, a continuación, se vuelve a la carga con el acelerador a fondo.

En el RSQ3 se puede modificar el tacto de la asistencia de la dirección, como el del acelerador, para dulcificar o exaltar sus reacciones. Pero a través de la suspensión, no. Los amortiguadores no son activos y el conjunto resorte/amortiguador/neumático siempre es firme. Por esto mismo, como todocamino pierde cualidades. En caminos muy accidentados o en asfaltos muy rotos, se puede llegar a sentir que se castiga en exceso al vehículo si el conductor no pone de su parte, pero también es cierto que ofrece tracción y una altura libre que, aunque menor que la de un Q3, permite explorar con el RS esos recónditos caminos prohibidos para los deportivos.

 

La renovación del 3008
El león ataca el mercado de los SUV
"No vamos a perder el liderazgo"
El guerrero urbano de Nissan
"Introduciremos la Plataforma Global de Subaru"
¿Cuándo serán todos los autos como estos?
Total actualiza su aplicación Asesor Lub para el parque automotor chileno 2016
Mayo cierra al alza en el mercado automotor chileno
Ford es el vehículo oficial de la "Copa América Centenario"
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios