Sábado 24 de Agosto de 2019

Remolcadores / Equipamiento de Aeropuertos:
El futuro de los tug

La falta de un sistema de retroceso en los aviones fue la razón para que estos remolcadores llegaran a existir. Hoy, tras muchos años de existencia, varias compañías generan nuevas soluciones para facilitar el proceso y evitar gastos.  

Publicado: Miércoles, 18 de Mayo de 2016

Nicolás H. Toma

Tres son las empresas que a nivel mundial han buscado generar innovaciones en el proceso de remolque de aviones con el fin de reducir el gasto de combustible de los mismos.

EGTS Internacional es una de las empresas que cree que los tug son reemplazables mediante la colocación de un sistema de remolque eléctrico en las ruedas traseras del avión. De acuerdo con Frédéric Crancée, vicepresidente para ventas y marketing de Safran (la empresa dueña de EGTS), "el beneficio de nuestro sistema es algo permanente para el operador. Eso se debe a que este se instala directamente en el tren trasero que es donde mejor hay tracción, para llevar el avión de un lugar a otro sin problemas. Además, todo es controlado remotamente".

Junto con esta tecnología, otra empresa de Gibraltar, Wheeltug, desarrolló una tecnología similar, solo que esta es colocada en la rueda frontal del avión. De acuerdo con el CEO de la empresa, Isaiah Cox, esta tecnología desarrollada no apunta a convertirse en lo mejor del mercado ni está diseñada para alta performance. Solo apunta a ser una solución más económica. "Nuestra tecnología, a diferencia de otras, está diseñada para que el avión pueda circular de la forma más expedita posible sin necesidad de tener una máquina externa que lo movilice. Esto permite mejores resultados, al ser controlado externamente, y mejor eficiencia de precios, permitiéndole a la aerolínea ahorrar hasta un 50% del costo de remolque".

En contraste con las anteriores, Taxibot, un producto de Israel Aerospace Industries, apunta a mejorar el sistema de los remolcadores utilizando las mismas máquinas. De acuerdo con Ran Braier, director del programa de Taxibot, el sistema propuesto no utiliza poder de la aeronave y tampoco añade peso a la misma. "Se trata de un sistema de transporte que es semiautónomo, puesto que permite un control externo del sistema de taxeo, pero requiere que haya una persona en la máquina por cualquier emergencia. Esta tecnología permite evitar cualquier gasto adicional de combustible e incluso protege a las ruedas para que estas no realicen mayor fuerza de la normal".

Para los tres sistemas, abundan los beneficios secundarios. Por ejemplo, las tecnologías propuestas evitan el desgaste del motor, se reducen las posibilidades de accidentes por uso indebido del equipamiento de tierra, o incluso se suprimen los riesgos cerca de la puerta de embarque.

Pese a lo anterior, los desafíos son numerosos. Por ejemplo, el peso extra en el tren delantero puede crear dificultades en la retracción de las rueda post-despegue, mientras que los motores eléctricos y los frenos calientes en las ruedas no necesariamente pueden ser buenos para las tecnologías propuestas.

Pese a todo, las tres tecnologías siguen en desarrollo, buscando llevar el tug a un descanso permanente en el futuro cercano.


 

La renovación del 3008
El león ataca el mercado de los SUV
"No vamos a perder el liderazgo"
El guerrero urbano de Nissan
"Introduciremos la Plataforma Global de Subaru"
¿Cuándo serán todos los autos como estos?
Total actualiza su aplicación Asesor Lub para el parque automotor chileno 2016
Mayo cierra al alza en el mercado automotor chileno
Ford es el vehículo oficial de la "Copa América Centenario"
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios