Domingo 26 de Mayo de 2019

Germán Pinto Perry, profesor del Departamento de Contabilidad y Auditoría de la Facultad de Administración y Economía de la Universidad de Santiago:
"La factura electrónica, más que un avance en el cumplimiento tributario, es un avance en los negocios"

Señala que el proceso se ha implementado no por sus atributos naturales, sino por la obligatoriedad que el SII se ha dado impulsando leyes que hacen imperativa su aplicación. "En otras palabras, nunca hubiéramos tenido factura electrónica como la conocemos, si no hubiera sido establecido por ley".  

Publicado: Miércoles, 8 de Junio de 2016

Para muchas empresas empezar a trabajar con la factura electrónica no es un proceso fácil. Por ejemplo, su utilización implica temas tecnológicos como el certificado digital -un concepto nuevo y abstracto-, que les puede generar dificultades y entorpecer el éxito de la implementación.

"Mi opinión es que la factura electrónica, más que un avance en el cumplimiento tributario, es un avance en los negocios. Es algo que sí o sí hay que implementar por la modernidad natural que van teniendo las transacciones. No se trata de un atributo exclusivo en materia tributaria, sino que es algo que viene con el avance tecnológico que estamos viviendo", señala Germán Pinto Perry, profesor del Departamento de Contabilidad y Auditoría de la Facultad de Administración y Economía de la Universidad de Santiago (Usach).

A juicio de este contador público y auditor, Magíster en Planificación y Gestión Tributaria de la Usach, no es posible que se emitan documentos escritos "a mano" para documentar una operación, sino que las automatizaciones de las operaciones tienen que ir aparejadas con el cumplimiento tributario. "Lo que hemos vivido es el ejercicio del imperio y potestad que tiene el SII para mandar a los contribuyentes, poder que es bueno que sea impulsado para dar mayor dinamismo a nuestra economía".

Y agrega: "Para un empresario de menos de 50 años, esto es algo entendible y fácil de asimilar, pero para todos los mayores de 50, que no son pocos, empresarios forjados por la fuerza del trabajo y de empeño, quienes han logrado formar un capital importante gracias a sus atributos personales, el hecho de implementar una nueva modalidad no resulta fácil. Sin embargo, esto es un hecho de la causa y es algo que ocurrirá con la factura electrónica, ocurrió con el fax, ocurrió con las páginas web, con los correos, con las video conferencias, con la globalización, etc.".


-¿Cómo se ha realizado el proceso de implementación de la factura electrónica en Chile, tanto de las grandes, medianas y pequeñas empresas?

"El proceso se ha implementado no por sus atributos naturales, como eficiencia, rapidez, agilidad, sino por la obligatoriedad que el SII ha dado, impulsando leyes que hacen imperativo su aplicación. En otras palabras, nunca hubiéramos tenido factura electrónica como la conocemos, si no hubiera sido establecido por ley. Para el empresario, el tema tributario es una carga que tiene que aplicar y, si puede contratar a alguien que haga el trámite, tanto mejor. Es por ello que el timbraje y el control de los documentos se consideran como una molestia más que un cumplimiento que todo contribuyente tiene.

Las empresas grandes incorporaron este mecanismo como una aplicación más que tenían sus programas computacionales, como los Enterprise Reporting Process (ERP) según su nombre en inglés. Estos sistemas tienen las características de radicar en la unidad operativa la tarea de registro de los hechos económicos con los cuales se ven relacionados, ya sea en forma principal o accesoria de ella. En otras palabras, es el encargado de bodega quien registra las salidas de mercaderías y los ingresos; es el tesorero quien registra el movimiento de la caja; es el vendedor en el mesón quien registra las ventas. En los modelos tradicionales, las unidades operativas realizaban la transacción y luego de un tiempo, gracias a un proceso de recolección de antecedentes, el departamento de contabilidad realizaba los registros de los hechos económicos. Con la implementación de los ERP se acercaba el registro a la generación de la operación propiamente tal. Con la factura electrónica, se incorporaba un atributo más a los ERP, pues se introducen módulos que permiten que la unidad que realiza la venta, por ejemplo, sea la responsable de la emisión y envío del documento".


-¿Cómo ha sido el proceso en las grandes empresas? ¿Cuáles han sido las principales dificultades?

"Las grandes empresas han tenido problemas con lo antes señalado: con la interface entre la emisión de la factura y el ERP.

Esta tarea, que parece sencilla, no lo es. En primer lugar, porque los ERP son complicados en su implementación, ya que estandarizan, según las ideas de los diseñadores del programa, las transacciones y operaciones que cada empresa realiza, asumiendo que todas las empresas son iguales. Esto genera que sea la empresa la que adapte sus procedimientos a los programas y no que los programas se adapten a los procedimientos de ellas. Bajo este mismo aspecto, los módulos de emisión de factura electrónica se incorporan al programa ERP y alteran los procedimientos administrativos de las empresas, generando un factor adicional de estrés al proceso administrativo, debiendo gastar horas en capacitación y en implementación como también en consultoría".


-¿Cómo está siendo el proceso en las pymes? ¿Cuáles han sido las principales dificultades?

"El caso de las pymes es distinto, pues desde hace varios años que está la posibilidad de operar a través de la página web del SII. Ahora bien, hay que diferenciar entre pymes y pymes, pues este grupo incluye empresarios con poco movimiento y otras que son empresas que importan, que tienen mucha interacción con los bancos y realizan operaciones comerciales importantes. Asumiendo esta variedad de tipos de empresas, es posible apreciar que inicialmente, un grupo importante aprovechaba la emisión de las facturas a través de la página web, siendo una operación muy similar a la tradicional en donde se emitían una por una las facturas: antes se hacía a través de la escritura en papel del documento, ahora se hace a través del computador de un administrativo que accedía a la página del SII.

Otro grupo de pymes tenía ERP -hay que considerar que existen versiones para pymes, pero que son tan sofisticadas y complicadas en su implementación que los ERP para grandes empresas- y que se enfrentarán al mismo desafío que tienen las grandes empresas, es decir, complejidades operativas en adaptar los procedimientos administrativos a los temas computacionales".


-¿Cómo evalúa la recepción de la facturación electrónica por parte de las pymes?

"Sinceramente, considero que más ha sido una complejidad impuesta que un salto a la modernidad. Las pymes que yo conozco son empresas familiares que son muy rígidas en sus temas administrativos, trabajan bajo la confianza y tienen un personal por largos años. Ahora viene un cambio y todo cambio genera resistencia. Para ellos, el tema de ahorro en el tiempo del timbraje, ahorro en la impresión de documentos, mayor cuidado de los documentos, evitando la pérdida de estos, es solo un antecedente que no les reporta mayor utilidad. Considero que, para muchos de ellos, esto es una complejidad más y solo podrán apreciar sus beneficios cuando haya pasado un tiempo y ellos se acostumbren a estas nuevas modalidades".


-¿Qué tan importante es que las empresas que aún no se han sumado a la facturación electrónica lo hagan pronto? ¿Es algo que se puede hacer de un día para otro o requiere preparación?

"Depende, si ocupan la página web del SII, el proceso es fácil pues tienen que cambiar el procedimiento de llenado del documento en forma manual, por la comunicación a la página web del SII; pero si tienen un ERP, el cual estoy seguro que está subutilizado, y compraron el "software" a una empresa que le ofreció muchas maravillas, van a tener problemas de integración de ese programa al sistema contable que tengan si no tienen ERP, no creo que tengan mayores problemas más allá de adecuar algunos detalles a sus procedimientos, pero si tienen ERP, tendrán que tener muchos cuidados para verificar que los procedimientos prefijados en la programación del ERP den los resultados esperados".

 
Gran desafío

Para el profesor Germán Pinto, el gran desafío que enfrentan las pymes en materia de factura electrónica es que puedan adecuar sus procedimientos administrativos a la operatoria que ofrece este sistema en un corto plazo, para que puedan apreciar el atributo del ahorro en el tiempo de timbraje, en el costo del documento y en la pérdida de documentos.

 

Solo el 30% de las pymes urbanas están facturando electrónicamente
SII ha implementado una serie de acciones para facilitar la incorporación de las pymes
¿Cómo elegir el sistema adecuado?
"La factura electrónica, más que un avance en el cumplimiento tributario, es un avance en los negocios"
Perú registra grandes avances
Panamá tardará varios años
Ecuador busca la consolidación
Paperless asegura una implementación exitosa de documentos electrónicos
Lo que deben considerar las pymes a la hora de implementar la factura electrónica
Facturación electrónica... ¿cambio marginal?
Las "oportunidades" de la factura electrónica
E-Service lanzará al mercado un software de facturación fácil de usar
Capital humano preparado para el cambio interno
Las pymes y el mercado para la facturación electrónica
Softland integra la documentación electrónica con su sistema de gestión
Entrada en vigencia de la factura electrónica
La capacitación de las personas es el mayor desafío que enfrentan las pymes
La facturación electrónica es una oportunidad para las empresas
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios