Sábado 24 de Agosto de 2019

Fernando Rojas Samanez, embajador del Perú:
"Tenemos una relación muy rica, muy profunda y con gran intensidad"

El diplomático analiza los diversos ámbitos de unión que históricamente y en la actualidad exhiben las relaciones chileno-peruanas.  

Publicado: Jueves, 28 de Julio de 2016

Al cumplir 195 años de vida independiente, la República del Perú hoy es una fiesta. Parte importante de su historia tiene que ver con la vinculación que ha tenido con sus países vecinos, particularmente con Chile, cuyos nexos políticos, económico-comerciales, culturales y de migración se han visto notablemente incrementados en las últimas décadas.

Precisamente, en un nuevo aniversario patrio, el embajador del Perú en Chile, Fernando Rojas Samanez, se refiere a los vínculos estrechos que sostienen día a día dos naciones profundamente entrelazadas.


-Señor embajador, en términos generales, ¿cuál es el balance que podría hacer de las relaciones chileno-peruanas durante el último año?

"Este ha sido un año con un balance positivo, como creo han sido estos últimos años en nuestra relación bilateral. Más allá de algunas altas y bajas que llaman la atención, lo cierto es que en términos globales, las relaciones están muy bien, como lo reconoció el propio Presidente electo Pedro Pablo Kuczysnki hace poco cuando visitó Chile junto al Presidente Humala en el marco de la Alianza del Pacífico. Y es que si uno aprecia el nivel de las inversiones en ambos países, el intercambio comercial, pero también el intercambio de capitales y de las personas que viajan para hacer turismo; o si uno sencillamente se detiene a ver en el día a día los avances que se ven de manera palpable en la frontera entre Tacna y Arica, la verdad queda claro que se trata de una relación muy rica, muy profunda y con gran intensidad, que como lo ha dicho en estos días el nuevo canciller peruano (el embajador Ricardo Luna) 'tiene más de futuro que de pasado'.

En los últimos meses se reactivaron además algunos mecanismos bilaterales, en particular en el ámbito fronterizo. Y ocurrió algo muy simbólico y es que se reinició el trayecto del tren Tacna-Arica. Finalmente, en la última visita presidencial que mencioné que se dio hace menos de un mes en Puerto Varas -inédita, pues coincidieron en Chile un Presidente en ejercicio, Ollanta Humala, y un Presidente electo, Pedro Pablo Kuczynski- dan pie a pensar en una relación que está bien y que va a ir mejorando".


Nuevo gobierno


-A su juicio, ¿qué puede esperar la relación bilateral del nuevo gobierno del Presidente Pedro Pablo Kuczynski?

"Yo sobre esto prefiero remitirme a lo que el propio Presidente electo señaló luego de su reunión en Puerto Varas con la Presidenta Bachelet y creo que es un poco lo que marcará estas relaciones. Como mencioné, él dijo que las relaciones bilaterales van bien, pero dijo también que siempre pueden ir mejor y él se va a ocupar para que vayan mejor. Y creo que eso es bastante positivo y debe traducirse en acciones concretas. Solo en el ámbito político, el Presidente Kuczynski ya mencionó el interés por reactivar el Mecanismo de Consultas Políticas (2+2) y el embajador Ricardo Luna -designado canciller y que es un destacado diplomático de carrera con amplia trayectoria- mencionó también en una reciente entrevista que contamos ya con el Consejo de Integración Social, que funciona como un gabinete ministerial binacional, y que se reunió ya una vez en el 2013, que es una excelente plataforma para el trabajo en conjunto, pues está compuesto por los ministros de Salud, Trabajo, de la Mujer y Desarrollo Social, Justicia, Interior, Educación y Relaciones Exteriores de ambos países. Creo que eso da una idea del interés, de la importancia que tiene Chile en nuestra política exterior y que permitirá avanzar en proyectos más ambiciosos que permitan profundizar la integración. Es claro además que el inicio de un nuevo mandato presidencial es siempre una oportunidad y crea expectativas razonables y lógicas. En este caso estamos frente a una oportunidad para renovar, en el ámbito bilateral, algunos mecanismos importantes y para incrementar el intercambio de ideas, cultura, gestos, proyectos e iniciativas para mirar el pasado con serenidad y pensar más en el futuro común, buscando integrar más a los jóvenes. Hay expectativas reales por lo que podamos hacer y avanzar con Chile. De modo que si algo podemos esperar es mucho trabajo (risas)".


-Desde su punto de vista, ¿qué áreas de la relación bilateral se encuentran más débiles, por qué y cómo se podrían mejorar?

"Lo que hay en realidad son muchos aspectos en los que la relación ha alcanzado niveles altísimos, como son el área empresarial y de inversiones. Hay otras áreas que resaltan también como el intercambio turístico, la cultura, nuestra gastronomía -que forma ya parte del panorama de Santiago y de Chile en general y cuya aceptación, general y transversal en Chile, es simbólica de la complementariedad de nuestros pueblos. Creo que queda mucho potencial por explorar en materia de exportaciones e inversiones recíprocas y hacia terceros, para la creación de cadenas de valor; en materia de cooperación ante desafíos comunes de seguridad; en materia de desarrollo coordinado de las regiones fronterizas, incluyendo la rápida puesta en marcha del control integrado en la frontera; en materia de complementación institucional y técnica para la investigación e innovación. También, por ejemplo, en temas de desarrollo sostenible; y en materia de diálogo entre nuestras sociedades civiles, en especial entre los jóvenes.

Lo que requerimos es ver de qué manera todos los aspectos avanzan a la  misma velocidad. Los mecanismos políticos como los que mencioné antes ayudan a eso, a darle más impulso a los aspectos en los que debemos mejorar". 


-¿Cuáles son las similitudes que marcan la relación chileno-peruana dentro de la Alianza del Pacífico cuya cumbre finalizó hace poco en Puerto Varas? ¿Qué conclusiones se pueden sacar de la misma?

"Lo que se evidencia muy claramente en la Alianza es algo que creo tiene una larga tradición entre las diplomacias de ambos países, que es el trabajo de coordinación en temas de integración y en la cooperación para negociar con posiciones comunes en procesos globales.

No podemos olvidar que Chile y el Perú fueron también miembros originales de la Comunidad Andina, cuentan con diversos acuerdos de liberalización en el marco de procesos como ALADI y, en ese sentido, la Alianza surge en un momento en que nuestros países, junto a México y Colombia, decidimos embarcarnos en un proceso muy ambicioso de real integración, con un interés muy práctico y con flexibilidad. Lo que hemos logrado en estos cinco años es notable. El interés concitado en la última cumbre en Puerto Varas es una muestra del éxito de esta apuesta.

Y como decía, creo que esto además se debe ver bajo un prisma mucho más amplio. En general en el ámbito multilateral hay mucho trabajo conjunto, muchas posiciones comunes, mucha coordinación previa para alcanzar resultados que benefician a ambos países. Eso es algo que a veces no se conoce pero el trabajo en diversos foros de Naciones Unidas o en la negociación del Acuerdo Transpacífico, por ejemplo, o el apoyo que está dando Chile en nuestro avance para formar parte de algunos mecanismos de la OCDE, son muestras del grado de compromiso para alcanzar resultados positivos para ambos países.

Además, estoy convencido de que hay varios temas de cooperación política y técnica con socios extra-regionales con los cuales Perú y Chile están llamados a establecer esquemas de cooperación triangular en el futuro, por ejemplo, en temas de gobernabilidad, promoción de la democracia, cumplimiento de la agenda 2030, entre otras materias".


-En un nuevo aniversario patrio, ¿cuál es el mensaje que Ud. enviaría a las autoridades chilenas y a los miles de peruanos residentes en Chile?

"En primer lugar, me gustaría recordarles a mis compatriotas migrantes que sus autoridades estamos siempre a su servicio, desde la embajada y en especial en el consulado, y siempre buscando que desde el ámbito político, en lo que respecta a nuestra relación entre estados, podamos trabajar de manera que encontremos soluciones a muchas de sus inquietudes.

Creo que el hecho de que nuestros compatriotas encuentren formas de celebración en fiestas populares que se desarrollarán este fin de semana -y que ya son parte del calendario de actividades de Santiago- son signo de la integración que han alcanzado y de la aceptación que tienen en esta ciudad que los acoge.

Queremos todos, chilenos y peruanos, que ese aporte tan positivo que hacen aquí los miles de peruanos -en diversidad, en cultura, en la cocina (la Presidenta Bachelet dijo hace poco algo muy cierto, que es que Santiago es la capital con más restaurantes peruanos después de Lima, más de cuatrocientos)- ayude a que nuestros pueblos encuentren juntos el destino común que nos cabe como naciones vecinas y que quieren un futuro mejor para sus pueblos".


 

Mural que refleja la cultura y la integración
Siempre existe una oportunidad
El tren de Arica a Tacna vuelve a correr
Inauguran muestra "Pare! Perú!"
Un compromiso para la integración
"Selva Viva" en la Amazonía peruana
Realizarán coloquio por el 400° aniversario del Inca Garcilaso de la Vega
Nuevo canciller de la administración
El perfil del nuevo Presidente del Perú
Nuevos lineamientos para un futuro promisorio
"Tenemos una relación muy rica, muy profunda y con gran intensidad"
El eslabón perfecto para la integración económico-comercial
Alpaca del Perú para el mundo
Novedosa guía para conocer restaurantes peruanos en Chile
Presenta su nueva campaña internacional
Perú y Chile, aliados ante el cambio climático
Una muestra de civismo y participación democrática
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios