Martes 23 de Julio de 2019

Rodrigo Álvarez, director nacional de Sernageomin:
"La mayor fiscalización y conciencia del sector explican la baja en la accidentabilidad"

Las principales razones de las sanciones se deben a que las faenas operan sin contar con proyecto de método de explotación aprobado o por desarrollar operaciones diferentes a las autorizadas.  

Publicado: Miércoles, 10 de Agosto de 2016

"Hay una tendencia marcada y además un récord histórico a la baja de accidentes fatales, que es precisamente donde estratégicamente se ha centrado la inversión en prevención", señala Rodrigo Álvarez, director nacional del Servicio Nacional de Geología y Minería, Sernageomin. Como se observa en la Infografía 1, las muertes en el sector han bajado de 45 a 16 casos en cinco años.

En 2014, Sernageomin hizo un estudio para identificar las causas más específicas de muertes, y sobre esa base se elaboró la campaña de las "20 reglas de oro de la seguridad minera", que los fiscalizadores llevaron a las instalaciones mineras del país. "Obviamente, el accidente de los 33 mineros de Atacama es un hito. La gran minería tiene más establecidos los planes, sistemas y modelos de seguridad, con mayor participación de comités paritarios, lo que implica que los trabajadores pueden ser críticos de operaciones inseguras. En la mediana minería, los planes también tienden a estar más establecidos, pero el involucramiento de los trabajadores es menor. Y en la pequeña minería ambas dimensiones son más precarias", señala.

Ahora bien, la pregunta es cómo afecta el ciclo de bajos precios a la seguridad. "Tal vez en el pasado una baja de precios podía afectar la inversión en seguridad, pero hoy, además de haber mejor presencia de la fiscalización, hay una mayor preocupación por parte de los productores mineros por cuidarse de los accidentes y su impacto social y mediático". Agrega que al comparar instalaciones se concluye que no hay relación directa entre precio y accidentabilidad. "La tendencia es más bien explicable por la mayor presencia fiscalizadora y la mayor conciencia de la minería en general desde el hito del accidente de los 33 mineros de Atacama", dice.

Desde entonces, el apoyo presupuestario para la fiscalización del Sernageomin se ha incrementado progresivamente hasta superar este año en cuatro veces al presupuesto de 2010. Eso permitió saltar desde 2.586 fiscalizaciones anuales antes de ese accidente hasta 12.900 fiscalizaciones que se realizan hoy.

Antes de ese hito, el Sernageomin estaba presente en 10 regiones, pero ahora está en las 15. El año 2014 abrió su sede en la Región de O'Higgins, en 2015 lo hizo en Los Ríos y en 2016 llegó al Maule. Igualmente, había 18 fiscalizadores, y ahora cerca de 80.


PROBLEMAS QUE AÚN PERSISTEN

Explica que el superciclo minero generó un cambio técnico y tecnológico importante. Se iniciaron o ampliaron proyectos en relieves y ambientes complejos, diferentes y a veces extremos, de mayor profundidad subterránea, a mayor altitud, etcétera. "Esta realidad motivó la decisión de actualizar al Reglamento de Seguridad Minera, vigente desde la década de 1980, reformado hace más de 10 años, para que las normas de control y las sanciones se condigan con las técnicas y tecnologías de extracción actuales. Este es un tema que trasciende la actividad minera total".

Agrega como "desafío especial" la situación de la pequeña minería, "por la necesidad de avanzar en la regularización de proyectos informales, donde en ocasiones no existe lo básico para el resguardo de la seguridad ni para acceder a los beneficios de los entes de fomento productivo".

Explica que el área de Seguridad Minera del Sernageomin tiene hoy 70 fiscalizadores en regiones y otros 10 que trabajan en el nivel central que también fiscalizan en terreno. Su trabajo hoy está sustentado en el programa Simin (Sistema de Información Minera) en línea, que permite homogeneizar el estándar de calidad de las fiscalizaciones y relacionar hallazgos de incumplimiento con articulados específicos de las normativas y sanciones.

"Aquí hay otro cambio, pues antes del accidente de los 33 mineros, la fiscalización se registraba en actas de papel y hoy se hace en forma digital, en donde las empresas fiscalizadas pueden enviar vía sistema el cumplimiento de las medidas correctivas. Con ello se ahorran la presentación vía presencial o vía envío de documentos por correo certificado. El trabajo de los ingenieros tiene énfasis no solo en los detalles de incumplimientos, sino en ver integralmente la instalación, para que el fiscalizado acceda a una imagen más global de la situación de la seguridad. El desafío de la fiscalización es hermanar la meta de cantidad de inspecciones con la necesidad de que el registro de la fiscalización sea orientador, algo que no se puede pedir necesariamente a la norma".

El aumento de sanciones está de acuerdo con el incremento de dotación de inspectores y de fiscalizaciones. Las principales razones de las sanciones se deben a que las faenas operan sin contar con proyecto de método de explotación aprobado por el Sernageomin y/o por desarrollar operaciones diferentes a las aprobadas. Otro motivo de sanción es la investigación de accidentes fatales y graves.


Fichas dinámicas de causalidad de accidentes fatales y graves

Para el período 2016-2018, Sernageomin impulsa el análisis de fichas dinámicas de causalidad de accidentes fatales y graves con la idea de incorporar conocimiento profundo a los fiscalizadores de lo que ha fallado o está fallando en la industria minera. La idea es que a través de la fiscalización se incorporen en procedimientos, protocolos y acciones, los elementos para evitar accidentes de todo tipo. Esto se va a exigir a la industria para buscar reducir aún más los indicadores de fatalidad.

Más de 197.000 personas se desempeñan en la minería
"La mayor fiscalización y conciencia del sector explican la baja en la accidentabilidad"
"Hago un especial llamado a seguir avanzando más allá de los límites convencionales para alcanzar una minería virtuosa"
XV Expomin, el centro de la minería mundial en Chile
El potencial minero de la zona central de Chile
Capital humano avanzado, la clave para el futuro de la industria
"Nuestros instrumentos son objeto de permanente revisión y mejora continua"
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios