Miércoles 23 de Julio de 2014

Casillero del Diablo:
La leyenda del vino
Es la marca emblemática de la compañía. Y se ha posicionado de tal manera en el mundo que están en camino de conseguir su objetivo: hacer de Casillero del Diablo la primera marca global de vinos.

Publicado: Viernes, 12 de Diciembre de 2003

"Cuando se inició este proyecto la compañía captó el enorme potencial que tenía esta marca por su alta recordación y el prestigio que exhibía el vino en sus principales mercados", explica Giancarlo Bianchetti, subgerente de Marketing Marcas Globales, quien es el encargado de cumplir una meta: posicionar a ésta como la marca chilena número uno en el mercado del vino.

Explica: Y aunque para los extranjeros es un nombre difícil de pronunciar, ha "pegado", porque se asocia a la leyenda que señala que a fines del siglo XIX, don Melchor Concha y Toro tenía en su bodega de Pirque un casillero donde guardaba sus mejores vinos. En vista de que se desaparecían, y sabiendo bien cómo era la gente del lugar y sus supersticiones, creó el rumor de que en ese casillero habitaba el diablo. Así nace la leyenda que ha dado origen a esta marca.

Lo bueno, dice Bianchetti, es que una leyenda así puede entenderse en cualquier parte del mundo; es prácticamente universal.

Indudablemente, no sólo la leyenda ha sido la causa del éxito. El vino en sí ha gustado tanto en países como Suecia, Noruega, Inglaterra, Ecuador, Estados Unidos, Venezuela y Brasil como en algunos países asiáticos. "Este año ha sido especial. Independientemente de su atractiva presentación y de su precio conveniente, que puede inducir a una primera compra, la repetición sólo depende de la experiencia que se haya tenido con el vino".

Este proyecto de alcance global se inició el año 2000 y desde 2001 se desarrolló una campaña publicitaria simultánea en 35 países. Luego se incorporaron nuevas cepas a las cuatro tradicionales (Cabernet Sauvignon, Merlot, Chardonnay y Sauvignon Blanc), de modo que en la actualidad cuenta con nueve cepas, que incluyen Carménère, Syrah o Viognier, para satisfacer los gustos de los distintos consumidores del mundo.

Además, indica Bianchetti, diseñamos una nueva presentación: con una botella más alta, con el ícono incorporado en la botella, una etiqueta más clara, con una mejor lectura de marca y de cepa, y la palabra Chile bien destacada. "Queremos potenciar la imagen país", subraya el subgerente. Asimismo, partieron con una campaña publicitaria más llamativa, asociada al fuego, que actualmente se encuentra en 45 países, a través de TV cable, lo que incluye toda Latinoamérica y Escandinavia.

Con todos los esfuerzos en diversos ámbitos, han logrado crecer en un 50%.

"Es impresionante. Se debe a la calidad del vino, al apoyo de los distribuidores y a una estrategia de marketing bien implementada".

Lo concreto es que durante 2003 las ventas superaron un millón de cajas con una distribución en 103 países," agrega.

"En Inglaterra, la acogida ha sido excepcional. Después de tres años de trabajo, el 2003 hemos triplicado las ventas, lo que significa 200 mil cajas. En Dinamarca, las cifras simplemente se dispararon. Hemos crecido con Casillero del Diablo, de 20 mil a 80 mil cajas. En países tan dispares como México o Suecia, los resultados han sido extraordinarios. Definitivamente, este año marca un hito, al alcanzar un millón de cajas. Nuestro objetivo es seguir avanzando en nuestra posición global".

120 años impulsando el vino chileno en el mundo
Marques de Casa Concha premiadísimo
Premios y distinciones a otro nivel
90 puntos para Terrunyo
Sunrise cambia de vestuario
Más de un siglo en el arte de hacer vinos
La expansión hacia Argentina
La leyenda del vino
La esencia de los vinos nace en la parra
Los vinos súper premium de Concha y Toro
Liderando las tendencias de consumo
El Centro de Degustación
Una década de éxitos
Concha y Toro, una empresa global
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios