Martes 14 de Agosto de 2018

Galpones y Mantenimiento Industrial:
Arquitectura corporativa seduce a los edificios industriales
Ya no basta con construir un "techo" para las máquinas, procesos y almacenaje y así solucionar el problema. La conceptualización arquitectónica del layout o proceso y la correcta definición de todas las actividades operativas y administrativas asociadas a él son la columna vertebral de todo buen proyecto industrial.  

Publicado: Viernes, 28 de Diciembre de 2012
"Hasta hace unos pocos años casi no existía ningún concepto detrás del diseño de un edificio industrial y simplemente se hablaba de galpones. Las empresas, ya fueran productores o distribuidores, solucionaban sus requerimientos de infraestructura casi siempre comprando directamente a los proveedores de paneles, estructuras y maestranzas. Es decir, prácticamente no había una intervención importante del arquitecto en las decisiones de diseño, y a veces ni siquiera existía un arquitecto responsable", afirma Fernando Guarello, arquitecto y director ejecutivo del estudio GuarelloArq.

Cuenta el experto que todo se resolvía entre el mandante, el proveedor y alguna empresa contratista que muchas veces tampoco era especializada en esas materias.

"El resultado normalmente era que estas instalaciones quedaban construidas con muchos errores conceptuales y funcionales. Además, crecían inorgánicamente por falta de una planificación previa y lo peor es que la mayoría de las veces quedaban obsoletas a los pocos años para desarrollar las actividades productivas para la cual fueron construidas originalmente, con lo cual tampoco se valorizaban inmobiliariamente en el tiempo porque a nadie le servían. Esto no sólo se veía en empresas pequeñas como podría pensarse equivocadamente; también las de mayor tamaño cometían los mismos errores, incluso también las relacionadas con asuntos de la construcción".


Más diseño

Sin embargo, señala Fernando Guarello, el permanente desarrollo económico del país - que trajo consigo importantes avances en infraestructura de carreteras y puertos -, sumado a las crecientes necesidades del mercado, a la implementación de nuevas tecnologías, a la disponibilidad de materiales más variados, eficientes y económicos y otros beneficios, han obligado de alguna manera a introducir mejoras sustantivas y continuas en el diseño de los edificios industriales en todos los segmentos de la producción.

"Asimismo, la aplicación de normativas específicas para actividades productivas y de almacenaje, tales como códigos medioambientales y de seguridad, entre otros, también han contribuido a un cambio en las estrategias en las empresas a la hora de tomar la decisión de construir nuevas instalaciones", señala.

Así, indica el experto, dentro de las definiciones más importantes para las empresas están el tener que definir metas y objetivos claros, en pensar en los ciclos de producción proyectados en el tiempo y especialmente en considerar como una variable relevante el ciclo de vida útil de las instalaciones y los costos de O+M (operación y mantención). "En ese escenario los profesionales, arquitectos e ingenieros, que estén cada vez más especializados en el diseño industrias, apoyados en avanzados recursos tecnológicos y en la disponibilidad de conocimientos técnicos más profundos, están ejerciendo una progresiva influencia en el concepto de diseño de estos edificios al interpretar de manera global los requerimientos de las empresas".

En este sentido, afirma Fernando Guarello que la conceptualización arquitectónica del layout o proceso y la correcta definición de todas las actividades operativas y administrativas asociadas a él son la columna vertebral de todo buen proyecto industrial. "A partir de ahí y una vez sentadas las bases del diseño se obtendrán múltiples oportunidades en todos los aspectos, tales como mejoras internas o 'mejoras endógenas' asociadas a la gestión de personas, a una adecuada ergonomía de los espacios y especialmente a lograr procesos más eficientes y precisos. Por otro lado, también se obtienen oportunidades de 'mejoras exógenas', asociadas a la imagen externa, emplazamiento, conectividad y especialmente a los valores medioambientales: sustentabilidad y eficiencia energética".

Ya no se trata, dice, sólo de construir un "techo" para las máquinas, procesos y almacenaje y así solucionar el problema. "Se tratará de pensar en el futuro, de tener una visión inteligente de como participar en el mercado apoyado por una infraestructura industrial bien pensada. Ese es el camino correcto para la industria en estas materias, en el cual una buena arquitectura expresada en una imagen corporativa coherente, tanto interna como externa, reflejará calidad, seriedad y será también la imagen de buenos negocios a partir del diseño".


Avances tecnológicos

Según explica Klaus Sösemann, jefe de Negocios Línea Industrial de Villalba, un número importante de empresas exigen que sus proyectos de edificios industriales potencien su imagen corporativa.

"Hoy existe una demanda creciente por nuevos materiales y colores, que permitan diferenciarse de la competencia. Ya no basta con una solución uniforme para todos".

 

 

¿Cuál es la mejor estrategia en mantenimiento?
Necesidades generan nuevas tecnologías en diseño y construcción de naves de acero
Winches con certificación y garantía
Crece importación de acero desde China
Soluciones de calidad probada
Lanzan nuevo manual de vigas celulares
Organizan ferias de mantenimiento industrial
Pionera en policarbonatos
Calidad e innovación en acero para bodegas industriales
Arquitectura corporativa seduce a los edificios industriales
Desarrollo de las naves industriales en Chile
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios