Jueves 21 de Junio de 2018

Mirada de futuro:
Los desafíos que dejaron los X Juegos Suramericanos
El presidente del Comité de Arquitectura Deportiva del Colegio de Arquitectos de Chile destaca las principales tareas que tienen las autoridades y los profesionales a cargo de este tipo de obras para los próximos años.  

Publicado: Jueves, 15 de Mayo de 2014
Concluidos los X Juegos Sudamericanos Santiago 2014, se ha analizado su legado desde diferentes puntos de vista. Uno de ellos son los recintos e instalaciones con su equipamiento e implementación, que albergaron a los más de 30 deportes en competencia.

En este sentido, los especialistas advierten que para hacer una evaluación correcta es importante diferenciar los términos aplicados.

Se considera "recinto deportivo" a la totalidad del terreno, incluidas las instalaciones donde se practican deportes, además de sus áreas verdes, accesos y edificaciones anexas. "Instalación deportiva", por lo tanto, es el campo específico dentro del recinto en el cual se practica un deporte determinado, como la cancha, piscina, gimnasio, etc.

Cuando se habla de "equipamiento deportivo", se trata de todo elemento material mayor que contiene una instalación deportiva, por ejemplo, las graderías, el piso de una cancha, el tablero marcador, los sofisticados sistemas de cronometraje electrónico ocupado en los juegos, etc. La "implementación", a su vez, corresponde a los elementos no empotrados necesarios para que un deporte se pueda practicar, como los aparatos de gimnasia, balones, arcos, redes, raquetas, bicicletas, etc. Las zapatillas y camisetas, por último, se conocen como "indumentaria".


Condiciones técnicas

Fernando Sotomayor, presidente del Comité de Arquitectura Deportiva del Colegio de Arquitectos de Chile considera que, si bien la mayoría de los recintos construidos o remodelados para este evento contenían un adecuado marco de condiciones arquitectónicas, técnicas, estéticas y funcionales, cumpliendo plenamente con el desarrollo de las competencias, aún quedan algunas preguntas a nivel país que, como política pública sobre el fomento de la actividad física, y en el marco de la macroparticipación deportiva, como es la cantidad de personas que practican deporte territorialmente en una región o país, se deben realizar.

A su juicio, es importante preguntarse de qué manera estos juegos servirán para producir un punto de inflexión con el fin de aumentar la cobertura de participación especialmente en el sector escolar; cómo se mantendrán algunos recintos, especialmente el velódromo por su alto grado de especialización, y si es conveniente que el Estado asuma toda la inversión y posteriormente la administración de este tipo centros deportivos.

El experto señala que éstas son importantes interrogantes a resolver al tomar decisiones en torno a un desarrollo cuantitativo y cualitativo de los recintos e instalaciones deportivas.

"Como país debemos ser capaces de dar un gran salto que nos permita modificar la estructura deportiva en su base, cercana a la gente mediante un proceso integrador que pueda tener la fuerza para llevar a cabo una 'gestión territorial integral', vinculando al mundo público con el privado, con el fin de coordinar y articular una oferta de calidad para satisfacer la demanda de las personas para entregar un servicio deportivo comunal más efectivo, que otorgue un mayor y mejor acceso de la gente a la actividad física en general para mejorar su calidad de vida, la integración social y el rendimiento deportivo, según sus propias necesidades", destaca.

Sotomayor cuenta que en el Colegio de Arquitectos están llevando a cabo un programa de capacitación, mediante charlas técnicas abiertas, que abordan los diferentes comités, orientadas al diseño, uso de materiales y tecnologías adecuadas, aspectos normativos y constructivos, con el fin de actualizar permanentemente a los profesionales y estudiantes universitarios.

"Otro aspecto que hemos abordado es el tema de seguridad de los recintos deportivos. En este sentido, estamos trabajado en la modificación del Capítulo 8 de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción, que pese a los varios estadios construidos en el país en el último tiempo no se ha actualizado; lo que es preocupante", concluye.

 

Las instalaciones deportivas también pueden ser sustentables
Los desafíos que dejaron los X Juegos Suramericanos
Esperando una normativa adecuada
Nuevos centros y escuelas deportivas
Con más de 100 instalaciones en Sudamérica
Representante exclusivo de empresa que equipó la gimnasia en Santiago 2014
Ofrece un excelente servicio de posventa
Soluciones con altos estándares de calidad
Instalaciones deportivas en el mundo que destacan por su arquitectura y funcionalidad
Tecnología: valor diferencial y generador de recursos en instalaciones deportivas
El centralismo que nos agobia
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios