Jueves 21 de Junio de 2018

Opinión:
Esperando una normativa adecuada


Publicado: Jueves, 15 de Mayo de 2014
Jorge Ehlers Hödar, arquitecto, presidente IAKS, Sección Latinoamérica y Caribe.

En los últimos años ha habido un gran auge en la construcción de instalaciones deportivas en Chile. Éste se ha producido gracias a iniciativas gubernamentales y privadas.

La variedad de instalaciones abarca desde una simple multicancha hasta los recintos que se han construido para grandes eventos deportivos internacionales. En cada uno de los casos, proporcionalmente a la capacidad financiera del mandante, se trata de inversiones que demandan una importante cantidad de recursos. Llama la atención que este desarrollo no esté amparado por una normativa actualizada y eficaz, que otorgue estándares correctos de funcionamiento y la adecuada seguridad a los usuarios, sean estos deportistas, espectadores o gestores de los recintos.

La Ordenanza General de Construcciones, apenas dedica algunos párrafos a este tema. Por otra parte se confunde el conocer las medidas de las canchas, con una normativa. Este dato es fácilmente obtenible en internet y muchas veces constituye más una traba que una buena indicación para la calidad de una instalación, ya que es posible variar estas dimensiones, según el destino de la instalació n.

Hoy vemos, por ejemplo, como el Estado pierde una cantidad importante de recursos al ejecutar obras que no consideran una normativa para la visión de los espectadores en un recinto para mega eventos como lo son el Estadio Nacional o el nuevo velódromo de Peñalolén. En el primero se desperdicia espacio disminuyendo su aforo y en el otro se obstruye parcialmente la visión de la pista de carreras. A veces se exigen condiciones exageradas para recintos ubicados en puntos apartados del territorio, con escasos habitantes, donde propuestas públicas demandan estándares de campeonatos mundiales, para canchas de fútbol con poco uso o se solicitan estudios de impacto urbano, cuando con suerte pasan un par de vehículos al día por los alrededores. Todo en aras del copy-paste.


Faltan especialistas

En el Colegio de Arquitectos se estudió una modificación de la ordenanza para mejorar ciertos aspectos de ella que permitan subsanar en parte estas falencias. Duerme desde hace tiempo en el ministerio respectivo. Sin embargo, no basta con una normativa correcta. Ella impone límites y estándares que son necesarios, pero es más importante poder formar especialistas en el tema, que sean capaces de actuar con criterio frente a cada situación y que sean también analistas integrales del proyecto. Ellos deben ser capaces de entender el proyecto desde su creación, hasta su funcionamiento una vez que entre en operación y proyectándolo a su vida útil. En la gran mayoría de los proyectos no hay un estudio de factibilidad que lo apoye. Ni siquiera en los de gran envergadura como lo fueron los polideportivos recientemente construidos. Éstos, una vez terminada la construcción, son entregados al alcalde, a quien se le da un plazo para que informe cómo procederá con su explotación.

Los recintos deportivos deben ser una fuente generadora de actividades, para lo cual deben tener un plan de operación desarrollado previamente a su diseño y no inventar uno cuando éste ya está terminado. Hoy existen numerosas posibilidades de especialización y adquisición de conocimientos en el extranjero. Sería muy conveniente que las autoridades los consideraran como medios adecuados para formar especialistas dentro del sistema público y aumentar el conocimiento disponible en el país sobre este tema.

 

Las instalaciones deportivas también pueden ser sustentables
Los desafíos que dejaron los X Juegos Suramericanos
Esperando una normativa adecuada
Nuevos centros y escuelas deportivas
Con más de 100 instalaciones en Sudamérica
Representante exclusivo de empresa que equipó la gimnasia en Santiago 2014
Ofrece un excelente servicio de posventa
Soluciones con altos estándares de calidad
Instalaciones deportivas en el mundo que destacan por su arquitectura y funcionalidad
Tecnología: valor diferencial y generador de recursos en instalaciones deportivas
El centralismo que nos agobia
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios