Viernes 3 de Diciembre de 2021

Opinión:
Impactos de la reforma tributaria en la industria logística


Publicado: Jueves, 18 de Diciembre de 2014
Por Gonzalo Araya Ibáñez, director de Management Tributario en EYZ

La reforma tributaria, la más importante de las últimas décadas, afectará de manera significativa a las empresas y a sus dueños o propietarios. Tanto es así que las sociedades anónimas abiertas han debido comunicar a la Superintendencia de Valores y Seguros los impactos millonarios que tendrá el alza gradual de la tasa de primera categoría, reconociéndolos en los resultados del ejercicio.

Pues bien, la industria logística no escapa de este panorama, viéndose impactada de diversas maneras y no solo por el aumento de la tasa corporativa, que en régimen llegará al 25% o 27%, de acuerdo con el régimen tributario que elija el contribuyente de que se trate, como se explica más adelante.

El dinamismo de la industria, junto con la globalización de los mercados y el crecimiento del comercio electrónico, hace que la variable tributaria adquiera mayor importancia dentro de la gestión propia de los negocios, donde los cambios impositivos introducidos por esta reforma, aunque graduales, deben ser analizados y considerados especialmente por la alta dirección, con una visión estratégica de largo plazo.

Algunos cambios asociados al alza de la tasa de primera categoría, que subió ya al 21%, dicen relación con el ajuste de los Pagos Provisionales Mensuales (PPM), y con la aplicación de tal tasa, desde octubre, en ciertas situaciones especiales, como los PPM que deben enterar los contribuyentes del artículo 14 bis o el impuesto de primera categoría que deba aplicarse sobre rentas esporádicas afectas a dicha categoría.

Previsiblemente, no existen impactos especialmente significativos para esta industria, como sí ocurre para la industria inmobiliaria y de la construcción, respecto de la afectación con IVA de las ventas habituales de inmuebles. No hay cambios que afecten especialmente a la industria logística, sin perjuicio de que se vean afectados globalmente, como todas las industrias en general.

Empero, sí hay efectos puntuales para determinados contribuyentes, dependiendo de su tamaño o de su actividad. Así, por ejemplo, los contribuyentes acogidos al régimen del artículo 14 bis de la ley de la renta se verán obligados a optar por alguno de los regímenes establecidos en el artículo 14 de la misma ley o por el contenido en el artículo 14 ter, dado que a contar del año 2017 dicho régimen se derogará.

También es el caso de los contribuyentes transportistas de carga, que se encuentren acogidos a renta presunta, pues a contar del año 2016 deberán cumplir con los nuevos requisitos sobre la materia, contenidos en el artículo 34 de la ley del ramo, que implican entre otros una leve reducción del límite de ingresos para acogerse a tal régimen de excepción.

Asimismo, se han introducido algunas modificaciones de interés en la Ordenanza de Aduanas, incorporando nuevas atribuciones que refuerzan las actividades de fiscalización de Aduanas, que impactarán en los usuarios y en la industria, en lo pertinente.

Ahora bien, en términos generales, los impactos clave de la reforma vienen de la mano de la sustitución del artículo 14 de la ley de la renta, pues además de la eliminación del FUT, se establecen a contar del año 2017 dos regímenes de tributación: el signado con la letra A), que corresponde a un régimen de atribución de rentas con imputación total del crédito por el impuesto de primera categoría; y el contenido en la letra B) de dicho artículo, que corresponde a un régimen semi integrado, en que la deducción del crédito alcanza solo a un 65% de dicho impuesto.

En el caso del régimen de la letra A), el impuesto empresarial llega gradualmente al 25%, mientras que la tasa máxima de los impuestos personales finales podría llegar al 35%, tomando en cuenta que en el año 2017 la tasa marginal del impuesto global complementario baja a ese porcentaje. En tanto, para los acogidos a la letra B), su impuesto corporativo alcanzará en régimen al 27% y la tasa efectiva máxima a la que podría verse afectado un contribuyente final, sumando la tasa corporativa y la personal, sería de un 44,45%.

Debe optarse por uno de los dos regímenes citados, cumpliendo con una serie de requisitos formales; en caso contrario, los empresarios individuales, las EIRL, las comunidades y sociedades de personas, se sujetarán a la letra A) del artículo 14, en tanto que los demás contribuyentes se regirán por la letra B).

Para finalizar, dado el carácter global de la industria en cuestión, es importante señalar que las normas sobre tributación internacional también se verán afectadas por la reforma, destacando la inclusión del artículo 41 G, sobre rentas pasivas, que obliga a reconocerlas en Chile sobre base percibida o devengada.

 

Desaceleración de la economía marcará desempeño en 2015
"Estamos trabajando para tener un sector logístico más competitivo"
Desafíos 2015 para la industria logística nacional
Impactos de la reforma tributaria en la industria logística
"AR Racking es el partner ideal para potenciar el crecimiento y la eficiencia operativa"
SDI entrega soluciones integrales para escenarios de alta competencia
APL Logistics prepara el lanzamiento de nuevos productos y estructura
Mindugar proyecta un gran año 2015
Con 40 años en el mercado europeo Campos de Chile irrumpe en el país
Mercado de bodegas ha mantenido una tendencia positiva
Aumentar la productividad es el desafío de la gestión moderna de almacenes en Chile
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios