Miércoles 19 de Junio de 2019

Opinión:
Capital humano avanzado, la clave para el futuro de la industria


Publicado: Miércoles, 10 de Agosto de 2016
Por Mauro Valdés, presidente Programa Nacional de Minería Alta Ley

El capital humano es un eje transversal que cruza gran parte de los desafíos actuales y futuros de la industria minera nacional. Aun cuando la industria se encuentra hoy en un período de contracción debido a la disminución del precio del cobre, contar con una cantidad de trabajadores especializados acorde a las aspiraciones de largo plazo de la industria se vuelve un aspecto central, que el país y la industria minera deben abordar.

El capital humano se constituye en un elemento habilitador para materializar futuros proyectos de inversión, mejorar la productividad de la industria e incorporar nuevas tecnologías a los procesos de la minería y sus proveedores. Avanzar hacia una minería innovadora depende, en gran medida, de la cantidad y calidad del capital humano disponible para ello.

La industria minera está consciente de este importante desafío. Es por ello, que desde 2010 el Consejo Minero en conjunto con Fundación Chile, inició el Consejo de Competencias Mineras (CCM), proyecto basado en el modelo australiano, que busca alinear los requerimientos de capital humano de la industria con la oferta formativa de técnicos y profesionales. Se trata de una iniciativa inédita, que pone a la industria minera nacional como pionera en articular esfuerzos conjuntos y sectoriales para potenciar el capital humano.

En esta misma línea, el Roadmap Minero, elaborado por el Programa Nacional de Minería Alta Ley, ha establecido como una de sus ocho prioridades estratégicas de aquí al 2035 el desarrollo del capital humano especializado, acorde a los requerimientos actuales y futuros de la industria. Para ello, entre uno de sus proyectos contempla el desarrollo de un Centro de Transferencia para la Formación Técnica en Minería, cuya función es conseguir que los liceos técnicos, los centros de formación técnica, institutos profesionales y las Otec, incorporen en sus currículum la información proporcionada por la industria, con el fin de alinear la oferta y la demanda de capital humano.


TAMBIÉN LA CIENCIA Y LA TECNOLOGÍA

Se están haciendo cosas y la industria ha asumido con convicción la importancia de tomar las riendas de esta problemática para seguir avanzando, desarrollándose y creciendo como rubro. Pero aun así existen ciertas interrogantes en la minería que es importante tener en cuenta para definir cómo abordarlas y que tienen que ver, principalmente, con el capital humano avanzado y especializado.

El capital humano avanzado involucra los recursos humanos asociados a la ciencia y la tecnología, así como el conjunto de profesionales técnicos o universitarios que avanzan en formación o perfeccionamiento luego de la formación de pregrado. Todos ellos son esenciales para hacer frente a los desafíos de sectores productivos y avanzar hacia una economía del conocimiento. Hoy Chile tiene una política de capital humano avanzado, asociado a Becas Chile, que incrementará progresivamente el número de investigadores con altos niveles de cualificación en el país. El desafío radica en la capacidad de la industria, empresas mineras, proveedores, centros tecnológicos, para absorber todo ese capital humano avanzado y así abordar los desafíos futuros.

En cuanto al capital humano especializado, las condiciones de operación de la industria minera se han vuelto cada vez más exigentes, y la materialización de los proyectos futuros requerirán, entre otros aspectos, del desarrollo de nuevas tecnologías y de alinear la calidad de la formación del capital humano con los nuevos requerimientos de la industria. En este contexto, el desafío del capital humano especializado se circunscribe principalmente a tres dimensiones: cantidad, calidad y ajuste de formación a los nuevos requerimientos de la industria. La formación de capital humano deberá ir ajustándose a los nuevos requerimientos de la industria minera. En efecto, el uso de robótica en minería, la automatización, TIC's, entre otros ámbitos tecnológicos, requerirá de la formación de nuevos perfiles de trabajadores que sean capaces de operar estas nuevas tecnologías. Ello impone un enorme desafío al mundo formativo, el cual deberá reaccionar oportunamente al cambio tecnológico de la minería en Chile.

Abordar estos retos supone superar una serie de problemáticas, principalmente el conseguir ajustar la demanda y la oferta de capital humano con calidad y pertinencia. Un gran desafío que tiene como condición primordial mantener el trabajo asociativo y colaborativo que se ha ido desarrollando entre la industria minera, los proveedores, el sector científico, la academia y el Estado, clave para mantener y consolidar nuestro liderazgo a nivel mundial y fomentar un sistema de innovación abierta que aproveche la existencia y liderazgo de esta industria.

 

Más de 197.000 personas se desempeñan en la minería
"La mayor fiscalización y conciencia del sector explican la baja en la accidentabilidad"
"Hago un especial llamado a seguir avanzando más allá de los límites convencionales para alcanzar una minería virtuosa"
XV Expomin, el centro de la minería mundial en Chile
El potencial minero de la zona central de Chile
Capital humano avanzado, la clave para el futuro de la industria
"Nuestros instrumentos son objeto de permanente revisión y mejora continua"
Publicidad | Hacemos esto… | Preguntas frecuentes | Cóntactate con nosotros |
 
© El Mercurio S.A.P.
Términos y Condiciones de Los Servicios